miércoles, diciembre 31, 2008

El recuento - por el Sr. N


Será que desde hace un tiempo las luces de mi cuarto están apagadas y las ventanas solo parecen cuadros decorativos de una irrealidad que ya no distingue lo cierto de lo incierto?

He entrado a diario, a ver si aparecías por algún lado. Solo falta algo más que una noche para poder compartir otra vez un poco de ... todo eso que supongo que te estará viniendo a la cabeza (bueno al menos a mi si). Te confieso que hubiera dado todo por repetir eso, pero me siento preso en un lugar donde te aseguro que vos no quisieras estar y matarías por estar ahí, sin saber a donde ir, fumándote el último tabaco que te queda y viendo pasar los aviones por tu ventana con la esperanza de que algún día vayas a volar.

Prefería eso, es más, preferiría terminar, y comenzar el año con ese sentimiento de que uno se mata por la costumbre nomás, pero bien sabe lo que significa cuando ya no está ahí. Creo que lo mejor, a falta de eso, sería estar solo, pero no encarcelado.

Sabes que? acá sí falto el vino, y el agua, y más que eso. Parece mentira, en un lugar donde todo es posible.

Hoy sueño con el barro, con la mugre auténtica y las miradas sin rumbo. Con sus deseos frustrantes, pero auténticos. También sueño con la falta de cuerdas, con la mitad de un pucho roto y cientos de medias canciones sin terminar. Y las idas y las venidas de siempre, las llegadas tarde, el frío húmedo y la tierra que se va formando en las calles que no tienen fin, que no terminan en nada, que se mueren por el hecho de solo estar ahí. En ellas no me pierdo ni me dan ataques.

Aquellos trenes de carga, los vagones rotos, las ventanas apedreadas por la gente a la que ya no le da el rostro para mirarse a través de esos cristales sucios, e historias que pesan como la mugre. Esa nostalgia tal vez ajena, de algo que nunca conociste, y claro, la ves en otro lado mejor de lo que creías, pero, igual lo dejarías por un vaso sin lavar, esa media luz blanca de las calles suburbanas a la noche y los perros hambrientos que lloran al ver la luna allá escondiéndose entre los nubarrones. Los agrietados rostros de piedra de los veteranos que andan por inercia camino hacia la bajada, viendo como doblan la esquina los taxis vacíos y el silencio fatal de otra medianoche donde miles de sueños mueren asesinados otra vez por la ciudad. Pero vuelven a nacer otra vez.

Y quedan restos de los asientos de la rambla, alguna estación abierta y un rejunte de monedas en el camino. Esa sensación de ver que todo es tan lejos, pero que hacia algún lado alguien pretende ir. Esa persecución interminable de tu vida misma que te mantiene vivo, ese hambre de llegar y componer en medio de todo ese desorden que tenés alrededor, sabiendo que mañana llegarás tarde otra vez pero que no te importa. Esa mirada cómplice con tu último tabaco, sabiendo que ambos se consumen mutuamente en la pequeña e incierta soledad de tus rincones. Ahí alrededor, descansan, sin que te percates de su aguada presencia, vestigios de viejos (y no tan viejos) recuerdos de vidas, de viernes y sábados y domingos, y lunes, en otros cuartos, golpeándote contra otras puertas, y cuerdas.

Y ese aire que no te acondiciona demasiado la situación, ese caminar rápido ansioso hacia el bar, un café sin azúcar sigiloso en medio de la resaca de un miércoles, ahí, en medio de la semana y de tu desorden mental donde todos tus proyectos se te escapan de la cabeza pero los dejas ir por disfrutar ese momento, sabiendo que mañana vienen otra vez y que no es necesario llegar a no sentir más el frío, el timbre insoportable de tu apartamento o llegar al punto de revolver una taza de café.

Tal vez hasta un cuatro de julio pensando en buscar agujas, decirle a la poca humanidad que queda que ya nadie vuela, en tan solo un par de horitas. Consolándonos con grandes dosis de cafeína buscando que el cuento tenga una realidad, que el parpadear no sea solo un hecho involuntario de buscar el sueño, sino que también los hagas venir esta noche con algo más que la intención. Meterle un dedo profundo y sostenido a toda la demora en ver a luz a aquellas cosas que seguramente volverán a aparecer al volver, o espero que antes.

Hasta te de el tiempo para irte caminando por el centro y corras a comprar el vino más costoso de la tienda para esa última noche por un tiempo, recorriendo algo más que viejas calles sureñas donde hacía tiempo que no andábamos. Procesando por dentro algo tal vez inevitable. Pero todo tiene además de su precio, su premio. Espero que sea cierto. Espero verlo nacer otra vez.

Y allá lejos, mientras vas caminando desolado hacia la soledad de ese barrio norte sintiendo la pesadez de tus zapatos, volvés a imaginar aquel encuentro y partida a través de ese banco de niebla que va transformando el paisaje en una especie de ruina china, en esa canción interminable que te va a perseguir hasta cuando escondas tu pesada cabeza debajo de la almohada.

Ya no se cuantos anothology deberían haber con todo esto, un álbum entero con versiones muy raras. Te dije, te veo aquí, pero la niebla llego hasta los más remotos lugares de Manhattan y alrededores, y al final me dejó sentado sin saber que hacer. Viendo como la gente tropieza por la ventana y evitando salir para evitar un próximo estado de alerta que me conduzca al colapso total.

Ese incierto día espero ser recibido nuevamente con la promesa de devolver a su dueño el festejo debido del año próximo. Así que andá preparándote para conseguir eso que tanto va a hacer falta. Esa sustancia símbolo de una promesa que prefiero decir que no incumplida aún, solo demorada un poco. Ese arañar eterno al futuro prometido que se deja rozar y se aleja una y otra vez. Esa melodía difusa que busca salir por estos barrotes que se han formado con el tiempo y me han dejado aquí, y que te podrá decir un poco mejor las cosas.

Para NandoXXI

martes, diciembre 30, 2008

Pronto pa' guardar

Esta es la última hora, probablemente la última poesía que tenga para mí éste año de la rata que tan a favor me ha jugado, no puedo mentir. Las flechas del amanecer caen ahora a mi alrededor y fumo tabaco mientras tecleo insomne buscando la inmensidad en el escritorio de mi cuarto. ¿Alguna vez te pasó? Ver el camino, recordar sus recodos y sus fríos de cagarse... Doblar en una esquina de la memoria y de imprevisto encontrar viejos tesoros ahora apolillados por las palabras cercenadas y las madrugadas vacías. Las catedrales permanecen hundidas todavía en las más profundas piedras y el horizonte por suerte sigue siendo inalcanzable, pero a la vez doy gracias por siempre estarle atrás, espiando con inocente curiosidad sus infiernos latentes e imaginando los más calmos y relajantes segmentos de sus inacabables paraísos. El vino y el agua no han faltado, tampoco las lagrimas ni las carcajadas, por otro año así aquí brindamos y solo esperamos poder acceder a la continua promesa del progreso sostenido y la felicidad sustentable.

Dedicado especialmente al Sr. N

domingo, diciembre 28, 2008

Cronicas desiertas :: pst # 1 - Aparición

Siendo tan solo un niño, Xavier ya odiaba llamarse así, era como una burla hacia su sobria inflexibilidad de solitaria alma en infinita búsqueda. Hubiera preferido llamarse de cualquier otro modo, Nacho, Juan, Tremendo o Rogelio, pero no, se llamaba Xavier y ni que hablar cuando empezaron a salir las películas de los X-men, cuando su nombre adquirió definitivamente un tono burlón en los pueriles recreos pacatos de aquellos compañeros del liceo. Ahora ya tenía más de 18, era alguien sin límite y trabajaba tan duramente como cualquier agente secreto. Esa noche se sentía algo dolorido y sin motivo aparente apagó el teléfono antes de echarse sin camisa sobre su cama del amanecer. El cuarto fue un silencio para sus ecos de balas, un apagón en su abismo de neón y colores flúo en permanente candombe. Casi se duerme en un momento, pero despierta sobresaltado y con otro poco de dolor en las cervicales gira su cabeza en torno a la habitación donde la transpiración había formado gruesas islas en el aire viciado de aquella hora en que la paz era un concepto bien abstracto y lejano, pero que por lo menos era, era algo, no como la noche anterior, en la que simplemente la palabra paz, de haber querido formularse, no hubiese podido existir. Bajo ningún concepto.
El sol a aquella hora era una presencia hostil y desalmada. Además Xavier no había tenido más opción que tomar una dosis y media de efedrina para seguir adelante cuando ya no había energía en su cuerpo entrenado. Pensar que iba a llegar a comer a casa, pensaba él en medio de la balacera, todavía le costaba asimilar la vida de locos en la que se había metido sin siquiera saber a ciencia cierta que tal cosa existía fuera de las películas de Al Capone o aquella Scarface, que tanta y tanta cosa le dejó prendada para siempre en el cerebro. Odiaba tener que presentarse bajo su nombre real, pero a la vez su frialdad era tal que mataba sin siquiera presentarse, era una larga afilada aguja en la sombra de la ciudad escondida, era una manada de peligro en la novedad de la noche antigua, un sniper de sangre de fuego que intentaba obtener más dinero, pero que se había dado cuenta que ya no tenía escapatoria en los intrincados negocios letales de la ciudad escondida, de la ciudad presa de la ceguera de la gente, no había sangre más fría y despiadada que la suya, era un autentico mercenario entre los mendigos de las dos de la mañana. Pero odiaba llamarse Xavier y esa noche al sentirse dolorido, apagar el celular y quedarse dormido se despertó sobresaltado y lleno de sudor, cubierto de una suerte de liquido brillante y viscoso, frío como los cuerpos que todavía no encontraron, salado como el mar que acaricia cuando sueña para olvidarse al momento de despertar y salir como una ficha de damas hacia una nueva conquista en la noche de la ciudad escondida.
Sabía que mañana le esperaba aún más y que por más diciembre que fuera, él debería seguir con vida al menos durante las veinticuatro horas que le seguían. Si me muero no puedo cumplir con el trabajo y si no cumplo no me pagan, así que no muero, me pagan y sigo en el negocio, decía para si Xavier cuando se levantó del humedecido lecho esperando encontrar su imagen de nuevo en el espejo enrarecido del baño del medio día. Era hora de volver a prender el teléfono, esa maldita cucaracha electrónica, que le traía día a día el pan de su duro destino a la boca helada y asesina de sus infinitas ambiciones de poder.

)sigue(

sábado, diciembre 27, 2008

Formas de un pensamiento

Parece haber un vestigio de aquel dios del verano esparcido sobre el cielo de gazas grises que vendan mi mirada. Parecen haber pedazos de aquellos abrazos infinitos flotando en la boca salada, sedienta, reseca. No. El silencio de los pasos se fue corriendo de lugar mientras sonaban todos los teléfonos del corazón y nosotros, mientras nos amábamos, nos negábamos a atender. Por supuesto no demoró demasiado en caer el aguacero ácido que acabó con la vida de nuestras más íntimas esperanzas. Cada vez pasa más rápido, el parlamento del reloj ya resulta casi indefendible, solo queda acostarse boca arriba y con mucho cuidado intentar oír y reconstruir las palabras perdidas de la buena nueva que hace rato esta buscando insinuarse sobre los paños doloridos del alba. Mi mente sufre la devastación de la ausencia, las palabras se aferran de mis manos negándose a formar el divino mosaico de mi destino, pero lo haré, por supuesto que lo haré, aunque la noche sangre pedradas de azufre, aunque las estrellas vuelen en siete mil pedazos, voltearé una a una las fichas desconocidas de éste sino salvaje para poner los puntos y las comas en la novela sin palabras de mi destino de hechicero.

martes, diciembre 23, 2008

Botija de mi país :: Eduardo Mateo y Ruben Rada

Botija de mi país,
espero crezcas feliz
vistiendo de amor a tus hermanos.
Botija reí reí
que el tiempo que vos vivis
mañana será un lindo pasado.

Botija de mi país
si un día te recibís
déjate embriagar por los tambores,
solo déjate llevar
y nunca lo olvidarás
tu vida será siempre un candombe.

Botija de mi país
si libre quieres vivir
no dejes de hablar con tus hermanos
Si te quieren reprimir
júntate con cinco mil
y juntos repiqueteen las manos
Eeaaa!

Botija de mi país
si libre quieres vivir
no dejes de hablar con tus hermanos
si te quieren reprimir,
juntate con cinco mil
y juntos repiqueteen las manos.

lunes, diciembre 22, 2008

Un paso antes del final que nada tarda en comenzar de nuevo

En el teatro de las percepciones juego mi rol desechable, jugamos nuestras cartas trucadas de una felicidad prometida. Miro contra las rocas y veo infinitas pintadas, veo el cielo y hay cien aviones, miro la luz , el brillo del polvo a contraluz y pienso en momentos que ahora parecen lejanos. Ya la sangre pesa dentro de las venas, el rumor del año transcurrido cruje sobre las brasas de todas esas cosas que se están consumiendo sin remedio a la vera de nuestras limitaciones e impedimentos. Llega un momento en que los relojes ya hablaron demasiado y nuestros semblantes, presas del primer calor, resuman cansancio y fatiga. Pero los ojos dan vueltas en circulo, donde estaban los besos hubieron vacíos insondables, donde estaba el silencio risas estallaron de un júbilo indefinido, las dos perlas magicas que trazan su órbita perfecta en nuestro interior , tiemblan por el sueño ceniciento y por el velo de cenizas que han dejado largos meses de penurias o sonrisas cómplices y caras inexpresivas. Vuelve a rotar, numeraje impúdico, vuelve a delinear nuestros livianos nombres en la brisa ciclica y sin forma de tus minutos de calor y de frío. Empuño mi lanza y la levanto en alto, por dentro intento recobrar el aliento y perderme en los afluentes que se apuntan allá lejos. Los rostros, todos, como el mío, están ahora cansados y atosigados por el azote miserable del transcurrir infinito; las bocas, despojadas al fin de su redundante firmeza, comienzan a proferir griteríos y frases sin sentido. Diciembre se nos cae de las manos como una botella de vidrio en una tarde floja y disminuida que con gusto hubiesemos dejado pasar de largo de no ser por el despertador estruendo del vidrio, que estallando el mil pedazos nos recuerda que éste año ya es parte del batallón despiadado y carnicero de la memoria, que lo que no alcanzamos hasta ahora se hará esperar aun un poco más, como todas las cosas más deliciosas de la vida ésta, que amamos con una pasión irreductible, con un ardor ametrallado de sueños, con una dubitación plagada de poesías sin nombre y sin destino. Bogaremos ahora por los canales hogareños de las celebraciones paganas, reíremos junto al calor ahumado de la carne a la parrilla, bromeando e intentando no llorar bajo los impredecibles efectos del vino y de la juerga. Esperamos ahora nuevos cargamentos de potencia, que deberemos encontrar nosotros mismos durante la desangración de cada ocaso y detras de cada tarjeta navideña. A nosotros nos espera el este, abierto y amable como el pecho de un angel de la tierra, que siembra a su vez, un deseo insaciable de descanzos y meditaciones y silencios y ruidos y banderas de trapos descoloridos y de estrellas como un caldo y de arena blanca y de mar verde y de roca antigua. Hacia allá vamos, con el revolver cargado de búsqueda de progreso sostenible y felicidad sustentable en el tiempo y el espacio. Hacia el horizonte de nuevo, vamos entonces, aprendiendo a soportar el embate destructivo y demoledor del tiempo e intentando viajar por él, en él (pero nunca con él), por el tiempo, la gloria y por el olvido definitivo de la muerte. Estaremos de pié, buscandole la vuleta al mundo e intentando destapar por siempre los sueños indomables del corazón.


viernes, diciembre 19, 2008

Prologo de Valizas :: Entrada 400

Entreverado con la gala de tu inminente llegada alucino perdiéndome de rodillas en una suplica infinita. Los recuerdos de las luces del alba acariciando tus dunas inmensas, el techo de los ranchos, con su sonrisa benévola y su preocupada visión de un futuro invierno, todas las gotas de tu agua, todas las conchas de tu insondable profundidad de monte y de lobos marinos. Viajo por los senderos de tu recuerdo de luna a las cuatro de la mañana, huelo la brisa incendiada del Atlántico que entre dientes contiene la ira de su imponente y desafiante inmensidad. Lleno mi mochila con pétalos de flores, aguanto la hambruna del amanecer en mis huesos, preso de tu imagen en mi mente, preso de tus alas de ángel, amarrado gimoteo en silencio mientras miro el almanaque, que no tarda demasiado en responder con su gruñona y despiadada mirada de perro silencioso. Yo voy por más, los que pueden ir, pobre de ellos, el anden de la estación donde guardo el buzón en el que recibo las criticas del publico ya casi ha cerrado, en pocos meses volveré al ruedo del vicio en la ciudad, a la fascinante prisión del trabajo y a la apocalíptica visión de la mortalidad. Pero ahora quiero poder estar vivo para siempre, parado en tus costas cristalinas, mojándome la nuca con el ardor de tu playa desierta, con el caldo grumoso de estrellas que parecen acercarse hasta uno y decir.... que suerte que viniste.


miércoles, diciembre 17, 2008

Amigo Vuelve a Casa Pronto :: Sui Generis



Vieja es la historia que te cuento.
Amigo desde siempre fui igual
el poderoso tiempo que nos toca
nos va arrastrando el tiempo que nos da.

Siempre lo viejo es desechado,
amigo lo que no sirve no va
y quedan algunas pocas cosas nuestras
para salir a flote nada más

Tus palabras ya son muy lejanas
y tu voz de paridad se va,
amigo mío, vuelve a casa pronto
cuentame todo, cambiame todo,
necesito hoy tu resurrección.

Bueno es que hoy estemos juntos
hablando de las cosas por llegar.
Sabemos que pronto va a llover fuerte
mejor estemos juntos esta vez.

Tus palabras ya son muy lejanas
y tu voz de paridad se va,
amigo mío, vuelve a casa pronto
cuentame todo, cambiame todo,
necesito hoy tu resurrección,
tu liberación
tu revolución.

martes, diciembre 16, 2008

El paseo de los perros

Salen, con su ansia contenida de mil noches a la sombra de un silencio violador, salen a recorrer con su inocente pero inclemente curiosidad de animales salvajes. Vuelven por la sombra de los eucaliptos de Lezica, recorriendo los días y las tardes perdidas de un tiempo que engordó a bulones su propia sensación mística y peligrosa. Los perros miran el ocaso de la luna sobre una loma nocturna y sobre el costillar perfumado de puentes cagados a pedradas, viejos puentes perfectos que resultaron abatidos por los cien fuegos de la hambruna del espíritu y por un ansia insaciable de placer y descontrol. Sus ladridos herméticos intentan resonar todavía sobre las ruinas florecidas de aquel palacio donde no había más lluvia que la de unas vanidosas lagrimas de placer. Estrella fugaz, por el cielo nevado de la negación del devenir, los perros corren en hordas innumerables tras el hueso a medio roer de todas las cosas que no entendemos. Van, a razón de sangre, por los últimos desfiladeros de aquel amanecer sin palabras donde aún se escuchan los balazos de la poesía delictiva y visceral del corazón. Yo los observo, desde la candidez apenas pueríl de ésta ruina de señor feudal que me dejaste, mirando como los retratos cambian esta tarde su forma al tiempo que nadie vuela por los meridianos de una memoria que constantemente castro y ato de manos. Los perros continúan en su inflexible persecución de perlas, oliendo un rastro dejado, un rastro de grandes amistades, de inviolables promesas y de comuniones infinitas que se ve que han terminado. Los perros corren hacia el vacío de una respiración cansina, hacia el vendaval sin forma de éste torbellino de alientos perdidos, los perros salen a pasear su ineptitud de ser viviente, su dolorosa sensación de tiempo y espacio, su conciencia mermada por un júbilo que no logran asimilar a falta de señales de transito. El balcón donde me siento a reconstruir el campo de batalla donde perecieron nuestros jovenes sueños recuerda aún con claridad el viejo y poderoso sabor de tabaco de las primeras noches de poesía, de aquella infancia invernal donde descubrimos la magia de la expresión, cuando éstos cimarrones rabiosos eran todavía dulces cachorros bajo la luz congelada de camino Colman y se arropaban en nuestras charlas, pataleando a tientas en la oscuridad impenetrable de aquellos silencios, que también ayer eran cachorros y que ahora hoy, amenazan con tomar por asalto la plaza indomable de nuestros semblantes.

Hoy dejo salir a los perros de mi alma, para que jueguen con los otros perros coraceros de éste presente prometido, éste presente hermoso y siniestro que se ha olvidado de tantas cosas...


viernes, diciembre 12, 2008

Mía

Ahora es temprano en el ecuador de nuestros besos.
Al tiempo que las flores huelen al recuerdo de esa noche,
todas, una a una, mis letras se acercan a tí.

Y vos, allá, en tu casa de sueños tajeados por el alba
pensas en mí, y yo acá en mi cuarto de hombre
pienso en vos y en tu piel y en tu pecho de brisa.

Iremos hacia el horizonte de caricias
como dos palomas volando en silencio.

Ya te veo...
abrazada a mi cintura
en una noche de fiesta.


martes, diciembre 09, 2008

Got to get you into my Life :: The Beatles


I was alone, I took a ride
I didn't know what I would find there
Another road where maybe
I could see another kind of mind there

Ooh then I suddenly see you
Ooh did I tell you I need you
Every single day of my life

You didn't run, you didn't lie
You knew I wanted just to hold you
And had you gone, you knew in time
Wed meet again for I had told you

Ooh you were meant to be near me
Ooh and I want you to hear me
Say well be together every day
Got to get you into my life

What can I do, what can I be
When I'm with you I want to stay there
If I'm true I'll never leave
And if I do I know the way there

Ooh then I suddenly see you
Ooh did I tell you I need you
Every single day of my life
Got to get you into my life
Ive got to get you into my life

I was alone, I took a ride
I didn't know what I would find there
Another road where maybe i
Could see another kind of mind there

And suddenly I see you
Did I tell you I need you
Every single day...


lunes, diciembre 08, 2008

Amanecer que anuncia el verano

El amanecer...
otra vez
parándose a lo lejos,
con sus largos brazos de espuma
en su horizonte de perlas
y de aves.

Mi cuarto es un horno
donde cocino el futuro,
y donde pienso en ella
cual si fuera una pieza
de mi corazón.

El humo comienza a velarse
por los primeros rayos amables
el aire cambia de color
pintándose infinitas veces.

Yo sigo echado,
rumiando un romance
en cada suspiro
y en cada latido.

No tengo otra que contar las horas y los minutos
que se vuelven como siglos
sin esa intensa presencia felina.

Volverás
como éste amanecer que me embarga
volverás a mí...
otro día.


sábado, diciembre 06, 2008

A Girl in a Million

Mis venas...
Mis largas, endurecidas y vetustas venas.
(ya no más)

Mi sangre,
otrora cenicienta
y ahora encontrada
siente el cantar de las aves
al amanecer.

Camino por la cornisa de tus labios,
tus ojos llenos de miradas profundas,
de remolinos inmensos
donde encuentro un lugar
donde puedo cubrirme
de la tormenta.

Tu cuerpo cubierto de hojas de parra
reposaba en la oscuridad de mis brazos
mientras mis manos de liquida sombra
encontraban un camino
hacia tu plateada cima boscosa
y el húmedo lirio de tu boca.

Ahora el dolor de estar tan solo
se va desvaneciendo
como los pálidos remanentes
de algún mal sueño de invierno

y me encuentro escribiendo otra carta
contra todos los pronósticos de mi alma,
me veo a mi mismo respirando el vapor
de los suaves restos de tus besos.

Quisiera deslizarme de nuevo
por las rocosas laderas de tu cuerpo
y saber de memoria de nuevo
el alfabeto prohibido de tus juegos.

El domingo se acerca pateando la luna
todas las arañas de mi cuarto conocen ahora tu nombre
todos los ojos de mi cuerpo han visto las tersas alas de tu respiración
y los tibios escondrijos de tu adorable sendero.

Vuelve a mi...
asestame otro
de tus apasionados
dardos de locura.

viernes, diciembre 05, 2008

Detrás del Miércoles

Cómo explicar la intensa sensación plástica de tu presencia,
cómo volcar en ésta pantalla el aroma inolvidable de ese amanecer.
Parece imposible...

Casi no tengo palabras para contar
el alud de emociones olvidadas
que brotó de tu piel hermosa
y me enterró en un deseoso desvelo
durante una tarde de viento con nubes
y una noche.

Pude hallar al final
el sabor de tu rosa dormida,
el acero secreto de tus muslos de reina
y el poderoso manantial de tus besos.

(y no me equivocaba)

Yo solté la jauría de cimarrones
que me devoraban por dentro
lacerando mis tripas
y perfumando mi corazón.

Mirando volar las gaviotas de tus ojos
pensé en el horizonte lejano del tiempo
y en las playas renovadoras de tu compañía.

Cierra los ojos de nuevo...
yo te estaré mirando
mírame mientras vuelo a tu lado
y dormiremos juntos de nuevo
y de nuevo
y de nuevo...



miércoles, diciembre 03, 2008

Viejo poema de la noche montevideana

En la noche donde nadie es nuevo
cada susurro puede ser un lamento herido.

Una lanza urbana daña el sentido
y los moradores cabizbajos
descienden cerca del peligro.

Cicatrices, cebollas, armas.
Un silencio afilado sumerge a la tierra
en una insondable quietud
y una helada paciencia.

Y las personas
delgadas, hermosas, patéticas
parecen pedir ayuda sin lentes,
sin intentos dañinos
de inmiscuirse en nuestras mentes,
cuando la noche es un bloque de brea
y la luna es un inmenso colmillo.


lunes, diciembre 01, 2008

Diciembre me trae tu perfume

Cuna para el desabrido llanto de mi corazón
tus plateados hombros de aguja.

Téjeme un sueño
que tenga las perlas de tus ojos
y la satinada sensación te su sonrisa.

Apoya tu mentón sobre mi cuello
yo cantaré una canción sobre el rocío.
Contando los agujeros de la noche
y bebiendo las goteras de la luna...

Desgranando el fruto del reloj
y hablando bajito...
Quédate junto a mi
Hasta la mañana

domingo, noviembre 30, 2008

Otra perla en el collar invisible

Cuento las estrellas,
cuento las gotas de rocío,
cuento las letras perfumadas
que me llegan cada noche.

Miro por la ventana,
miro el horizonte
y espero el día...

Busco en cada rincón
una señal de tu presencia,
algo que me ayude a respirar
el aire roto a pedazos de tu ausencia
y casi no puedo esperar.

Quisiera saber
por qué,
cómo,
cuando
perdí la razón.

Por qué ya no encuentro
la paz en mis poemas
por qué todo lo que me queda
es ésta pálida sensación de anhelo
éste demoníaco deseo de tenerte
ésta caótica revolución de mi espíritu
y éste beso colgado en mis labios
que ya tiene dueña.


viernes, noviembre 28, 2008

Sobre divinidades y humanidades

Un gato negro mira con asombro
el cuerpo de un perro muerto
y los ángeles del cielo
se mofan de lo temporal
y estancados en sus árboles sin viento
estudian herméticas facultades eternas
mientras temen su muerte.

En cambio un hombre
con el necio sabor de su simpleza
y el diminuto calor de su mirada
puede acariciar el horizonte
y soñar...

(Los velos de las horas son lentamente razgados
por el ruido oscuro de éstos versos sin sentido
que flotando en lo sólido de éste volumen
han de germinar, con suerte, algún día
en tu memoria)

Dichosos los ojos que vieron el justo rubor de la energía.

No consideraré Santo a ninguno
salvo a aquel que hoy sea libre
pero libre de la muerte
para siempre.

miércoles, noviembre 26, 2008

Algo de lo que pude leer en todo ésto

Tuve un encuentro con mi suerte.
Los ojos profundos de la noche observaron
cómo el deseo se iba formando
detrás de un gesto vago
y de un montón de palabras amables.

Adoré desde un principio
la solidez de sus formas
la exaltada expresión de sus letras.
y no evité pensar en quién se escondería
detrás de ese papel tan oscuro.

Ahora un olvidado veneno
recorre mis saturadas venas
es un cock-tail de deseos
y una flor insospechada.
Es una flecha en mi mente,
un atardecer preso en sus manos
y una promesa de besos inacabables.

Se lo cuento a nadie,
porque ella sabe quién es
y a lo mejor imagina
el sordo rumor de mis huesos
soportando el ardor de su aniñada salvajada.

Tengo que oír su voz de naranja
en mi profundo oído de sombras,
no soporto la espera
que me traen los pájaros del alba
mientras entonan
apenas audible
su nombre de pila,
en una sonriente canción de enamorados.

Por ella he descolgado
la eterna luna de mi ventana
por su sola posibilidad de estar conmigo
he arrojado el fuego que me impedía sentir
que sigo vivo.

Las hienas afuera se pelean
por destruir los últimos trozos de mi antigua imagen
-la hicieron pedazos-
pero yo en cambio,
deshojo margaritas
y pienso en ella
sentada y con sus pies
apenas sumergidos
en el inviolable estanque
de mi corazón-clausura.

Hallaremos nuestra voz en el teléfono
mientras las ranas gritarán de placer
y una almendra secreta
se hará publica en nuestras miradas.

Hallaremos nuestras huellas más que ciertas
en la playa malvín del amor
con suerte un día...
o una noche de luna o sin luna
nublada, despejada o con lluvia de estrellas
(da lo mismo)

Solo se que se acerca
y que tengo el irreversible presentimiento
de su hermosa compañía....
solo veo mi cronometro
y sé que ella a su vez
controla de cerca el suyo.

con todo cariño para P

martes, noviembre 25, 2008

Disección de una Semana tipo.

Detrás del Miércoles
Un sapito gruñón,
Detrás del Martes
El Dios de la Paz,
Detrás del Lunes
Un disco rayado,
Bajo el Domingo
un cenicero,
Dentro del Sábado
una perla,
Detrás del Viernes
una junta de peces charlatanes,
Detrás del Jueves
un Miércoles desnudo
y una mañana.


domingo, noviembre 23, 2008

Nostalgia de la lluvia

Desde el brumoso cuarto en el piso de arriba
siento a la voluptuosa tormenta azotar el pavimento
y las ventanas cerradas tiemblan o parecen roncar
dejando babear al incomodo y pesado cielo... afuera
muy por detrás de su frágil carne de vidrio.

Gruesas gotas de océano vuelcan su sangre en la acera
y no para de llover...
Un espeso caldo de mares se transforma en viento
cuando dejamos de mirar.

Las sombras largas y confundidas escupen con enojo
todo aquello que el aire no pudo disolver.

-Dentro, atrapado en mi populosa soledad
he tenido muchas visiones,
de dragones que aman tiburones
y de frondosos caminos, que hieren al horizonte-

Monumentales lluvias que se endulzan en mis ojos
y se dejan caer desde lo alto
agudizando el oído
y precipitando el pulso.


sábado, noviembre 22, 2008

Viejo poema que hablaba de éste futuro

Los teléfonos sonámbulos alucinaban con tu rostro
La noche era de hielo y toda candidez se hundía
en aquellos últimos días del verano.

El café se congeló tiritando sobre la mesa deshuesada.

Un misterioso pacto entre los dioses
llevó a nuestros desaliñados llamados
al último rincón de los silencios
donde porsupuesto se anudaron
ocultándose tras sus propios y sellados labios.

Esos folletos no me enseñaron
a escuchar el grito que te alejó de mí,
pero la noche huraña comprendió
que era mejor la soledad y la lluvia de Julio
que combatir con setecientas camperas
al ojo irracional del instinto.

Entre la holgada bruma
que cuelga en las mejillas de la ciudad
la risa atormentada dejará de oírse alguna vez
cuando comprenda con mi cuerpo
por qué todo tenía que ser así
por qué todo tenía que ser de ésta manera

miércoles, noviembre 19, 2008

Light My Fire (Live at Ed Sullivan Show) :: The Doors

En mi humilde parecer la mejor versión de éste clásico, que por más quemado que esté no deja de ser terrible tema. Me parece que decir para quien va dedicado sería demasiado explicito.




;)

martes, noviembre 18, 2008

Desesperanzada invitación al Fanjo

Quisiera ver un cisne
entre tantas moscas.

Quisiera tener tu cuerpo
en ésta soledad impenetrable.

La noche apaga su fuego secreto,
el día mira por el horizonte...

Pálidas siluetas de humo
bailan hacia el destino,
no se cómo hacer
para verte...

No se cómo hacer para verte...

Quisiera tomar la rosa de tus labios
entre tanta espina desparramada.

Quisiera encontrar el oro de tu sonrisa
entre tanto polvo desnudo acá en mi cuarto.

La noche se queda sin aire,
el día inhala mi último suspiro

Grises palabras sedientas
brotan de mis heladas manos
y no se que carajo hacer
para verte...

Quisiera encontrar el cisne de tu cuerpo
entre tantas moscas, en mi soledad impenetrable



lunes, noviembre 17, 2008

La noche de un día difícil

Difícil
¿Verdad que ésta palabra parece fácil?
¿Verdad que nadie dijo que no iba a serlo?

La noche afuera se presta para todo
lástima que yo haya quedado afuera.
Busco por cada rincón
una palabra amigable
que pueda contra mis diablos.

Por ahora nadie responde el teléfono de éste amanecer,
Por ahora mis manos sudan en la soledad de los recuerdos
¿Verdad que pensaste que iba a ser más fácil?

Tiemblo en ésta burbuja de miedos,
tiemblo por la explosión de aquellos sueños.
Ahora que ya vi al enemigo (¿ -.- ?)
sentado en la puerta de tu casa
con una botella de cerveza
que se cayó apenas aparecí en escena.

Ahjaja, te puse nervioso pelotudo?
(se nota que no me esperabas)

Claro que puedo hacer una locura
-apuñalar tu carne trémula
mientras miro en tus ojos y digo
con la voz de un tonto apresurado
no te metas conmigo GIL-

¿Quién me va a rescatar?
¿Quién de entre todas esas joyas,
esas princesas,
va a atravesar el infinito
para acariciar mi rostro
y decirme que duerma tranquilo?

¿Quién?

Yo ya no aguanto más...
¿Será por eso que este lunes
me tomé una petaca de Vodka
sentado frente a mis frustraciones
más intensas?

Ya casi va a salir el sol,
mi cabeza flota como una pluma
en un aire lleno de nadie
y éste amor se me pudre en la heladera.

¿Vendrás ésta tarde?
...eso espero...

Una rosa secreta

Camino por la cornisa
es imposible evitarlo...
Busco en el ropero
una pista
aunque sea un pétalo
o una polilla.

Comprendo lo estúpido de mi tarea,
soy una hormiga imposible
en un mundo binario sin sentido.

Hay algo que llena mi cerebro ahora
(no te preocupes este blog no lo lee nadie)
algo que no puedo expresar con palabras...

El amanecer promete guerras y olvido
yo camino por la cornisa
al final siempre me resulta imposible
evitarlo.

Caigo en la cuenta
que ya no hay nada que hacer.

Daré otro paso en la mañana
sabiendo lo ingenuo de mi cometido
daré otro paso en la mañana...
ya no hay nada que hacer



domingo, noviembre 16, 2008

Buscar no significa encontrar

Ausencia, la ausencia me ha dejado así de curtido y estepario, mientras mi corazón austero y oscuro espera un soplo de vida, miro los espejos, veo los vacíos.... en mis ojos. El amanecer me encuentra por mi cuenta, tirado a la bartola sobre un teclado y un cenicero lleno de puchos. Deseo oler una respiración nueva, un nuevo perfume de monte, el vapor de otra piel intensa que le de árboles a mi filme. Tanto 8 de Octubre, tanto interior de bondi interdepartamental me han dejado en la boca el amargo sabor de los siglos y no hay bola de cristal ni mazo de cartas que me devuelva tu imagen certera, esa foto de tus labios hambrientos que todavía no he podido armar en mi cabeza, que ni siquiera imagino como podría llegar a ser. Esperaré acá, paseando por la orilla de éste infierno, mojando mis pies en el caldo de un solitario infortunio... esperaré tu llamado, tus letras, tu lo que sea, aunque no sepa ni tu nombre.

viernes, noviembre 14, 2008

This Never Happened Before :: Paul McCartney

Del único, del imperecedero, rey indiscutible del pop, un tema que me gusta mucho de una pelicula que no ví. Versión Subtitulada.

miércoles, noviembre 12, 2008

Cantar trunco por un tiempo que ya pasó (otra vez)

Estallido sordo en la penumbra de los recuerdos.
Otra vez anclado en las orillas transparentes,
escucho sonar el teléfono...
y se que es el destino.

Me quito un zapato y toco con uno de mis pies
el asfalto tibio de Noviembre,
siento la lengua en mi boca...
pero manoteo el vacío terrible de la ausencia
y veo que vienen los autos
como enajenados.

Mis ojos están llenos de ómnibus,
tu sombra me acecha en cada pliegue de mis letras
la luna esta envuelta en grises gazas
y detrás viene alguien corriendo
que me dice que pensaste en mi esta tarde
cuando viste los vidrios sucios de la ciudad vieja
cuando escuchaste el ascensor donde nos amamos
cuando sentiste el ladrido de mi perro
cuando me escribías ese mensaje.

El sol en la escollera buscaba mi figura a tu lado
y no podía comprender...
si solo fue ayer cuando...
si eramos tan....
si...

lunes, noviembre 10, 2008

Poema con gotas de rocío

Abriste las alas... aveces huelo tu recuerdo.
Ahora llueven fotografías en mi cuarto
y fumo en la noche sin estrellas de tu mirada lejana
creo que es por todo esto...

Mucha agua corrió debajo de aquel puente
muchas noches sin agua saciaron la sed de nuestros cuerpos
la luna era una corona de plata, para aquel amor.
Pero yo creo que es por todo esto...

Recuerdo aquella gaviota, que pasó tan cerca.
Recuerdo aquel resplandor, de tu mano abierta
y tengo ésta cicatriz, que siempre me recuerda a vos.
Creo que es por todo esto...

No quiero saber de los días en que estas por la calle
viviendo una vida que no es la mía, tocando una flor
o llorando en silencio en los rescoldos de nuestro imperio
no quiero saber de tus alas nuevas, ni de tus nuevos ojos
pero creo que es por todo esto...

viernes, noviembre 07, 2008

Darwin Desbocatti en el Blog de la Mente

Pasan cosas políticas, todos interpretamos, hay gente que tiene mayor facilidad de palabra y gente que tiene un sentido de la observación altamente desarrollado y puede explicar ciertos temas (a veces imprimiéndoles una opinión muy discutible) que sutilmente escapan al ciudadano común. Particularmente ésta columna de Darwin Desbocatti me interesa ya que hace pocos días tuve una calurosa discusión sobre éste tema con el otro socio fundador del BLog, mi querido amigo el Señor N (para él esta dedicado íntegramente éste pequeño post). En Uruguay, por ahora no es constitucional la re-elección presidencial pero se está realizando una campaña de recolección de firmas para que deje de serlo. Esto por supuesto como es natural genera en nuestro país el tipo de discusiones favoritas de la barriada y las viejas en general, el tipo de discusión del " tal cosa sí o tal cosa no" plantas de celulosa sí, plantas de celulosa no, TLC con USA sí, TLC con USA no, aborto sí, aborto NO, Chavez sí, Chavez no y ésta vez está en el tapete el tema de la re-elección de Tabaré Vazquez, tema en el cual yo, como buen "cerebro de pulsador de programa de entretenimiento" abogaba ciegamente por el no y el Señor N. hacia lo propio a favor de un segundo mandato de nuestro actual presidente a quien yo orgullosamente voté y al que respaldo hasta el último día de su mandato. Habiéndome ido ya bastante por las ramas anuncio que dejo a continuación la grabación no autorizada de una de las columnas de mayor relevancia en la radiodifusión nacional, de corte humorístico y verdaderamente punzante, en la cual se trata en profundidad el tema, con referencias textuales de los actores y desde un marco desde el cual se puede apreciar con mayor claridad el carácter absurdo de las cosas en nuestro país y en la política en gral.

DESCARGAR AQUÍ (descarga confiable ojo)
gracias a http://www.darwindesbocatti.com/


jueves, noviembre 06, 2008

Breve reseña sobre Montevideo (y otras partes del Uruguay)


Montevideo es una ciudad típicamente dark, donde la gente es austera, bastante chusma y casi ilustrada, a veces valiente, pero sobre todo cargada de una profunda tendencia a intentar no sobresalir en nada, muchos intentan pero secretamente son ahogados por la manta de palabras que emergen de ventanas oscuras, de piezas debilitadas por un color ambarino, que de alguna manera se quedó estancado en la decada del 50. Montevideo tiene luces amarillas y atardeceres hermosos, muchos árboles, no demasiada violencia y acuna en su seno un espiritu salvaje y profundamente taimado por los años de derrotas y por una historia que carece de grandes logros y de idolos mayores. Obdulio Varela, cómo no, Pablo Bengochea, Carlos Tanco. Pero no demasiado más, algún soldado cojonudo y algún estratega sin conciencia tapados por una bruma que llama al anonimato. La antena del palacio Salvo, la mierda de la estatua de Artigas, los tubos de luz negra de la torre de los homenajes del Estadio Centenario, el milagro del empate con Bolivia en la altura... Peñarol campeón del mundo, el negro Chengue, Alvaro Recoba y así estamos. Nosotros pensamos que los argentinos son demasiado extravagantes y que los brasileros son demasiado alegres y que ambos tienen ínfulas de primer mundo, pero nosotros les ganamos una final del mundo a cada uno, y así estamos. Montevideo es una ciudad típicamente dark, de tendencia al estanque, una tierra donde el imperio del golpe de efecto tiene a todo el mundo por las muñecas y donde la profunda introversión es casi un deber civil. Pero se respira un aire increible, hay unas carnes sinceramente excelentes, tenemos costas lejanas, por la parte de Rocha, que nada tienen que envidiarle a las playas más renombradas del brasil y de otros mares celestes. Todavía se puede andar en la calle... (más o menos).

martes, noviembre 04, 2008

El Uruguay Moderno


Acá les dejo mi último intento de photoshop... es lo que hay.
SINO LE DAS CLICK NO LA VEZ

Waterfalls :: Paul McCartney

Don't go jumping waterfalls
Please keep to the lake.
People who jump to the waterfalls
Sometimes can make mistakes.

And I need love
Yeah I need love
Like a second needs an hour
Like a raindrop needs a shower.
Yeah I need love
Ev'ry minute of the day
And it wouldn't be the same
If you ever should decide to go away.

And I need love
Yeah I need love
Like a castle needs a tower
Like a garden needs a flower.

Yeah I need love

Don't go chasing polar bears
In the great unknown.
Some big friendly polar bear
Might want to take you home.

And I need love
Yeah I need love
Like a second needs an hour
Yeah I need love

Don't run after motor cars
Please stay on the side
Someone's glossy motor car
Might take you for a ride.
And I need love
Yeah
I need love
Like a castle
needs a tower

Yeah I need love, Said I need love
Like a raindrop needs a shower
Like a second needs an hour
Ev'ry minute of the day

Don't go jumping waterfalls
Please keep to the lake.


domingo, noviembre 02, 2008

Algo desdibujado ( II )

Recuerdo sus huesos finos, su mirada inteligente, su aura de novia silenciosa su carne fresca y su perfumada sonrisa. Es impresionante cómo los senderos de ese amor infantil han desembocado en ésta carta melancólica, diez años después. Ahora que el amanecer me agarró de nuevo, rápido, letal, de un aluminio primaveral que se envuelve en nubarrones de gaza tierna, pienso en ella, con todas mis carcomidas fuerzas y la llamo, con el deteriorado remanente de mi pobre voluntad invoco su presencia femenina en el escenario sin testigos de mis brazos. Quizás ella oiga mis lamentos desesperados, desde su perdida morada, desde sus sábanas tiernas o desde la compañía segura y cierta de su amante de turno. Yo en esta mañana, yo afuera de todos los círculos, yo con mis canciones interminables, yo con mi pereza, yo... y ella... ella.... Ella es solo una palabra medio vacía que se va llenando cada vez que la imagino, cada vez que la envuelvo con ternura en mi memoria de perro envenenado, ella es una figura fantasma, otra sombra de luz intocable, otra linea que se desdibuja en el vendaval de mis palabras sin forma. Pero tiene que estar viva, en alguna parte, tiene que amanecer igual que yo, ésta mañana de pájaros, arropada con su belleza simple y perfecta, soñando con playas lejanas o tal vez despierta, como yo, en algún lado de éste mundo de locos ella está, tiene que estar.

sábado, noviembre 01, 2008

Algo desdibujado

Había una doncella en aquel entonces que se robaba las horas de mi sueño y mi vigilia. Se sentaba por ahí, detrás de mi, tan silenciosa, y trabajadora, tan humana. Cuando un triste chorro de luz entraba por la ventana, su cabello parecía el sol de la mañana y multiplicaba la alegría de las aves y la tristeza de mi alma. Intenté escribirle hermosos poemas, pero los versos se marchitaban en mis manos y llegaban a sus ojos con menos consistencia que la que tiene el polvo... No había caso, su corazón estaba aun sin desflorar, su pecho hermético era una trampa para mis pensamientos y el brillo de su mirada resultó un dolor intenso en mi memoria. Recuerdo aquella vez que la encontré.... Era una manifestación por la paz mundial y ella... ella estaba ahí. Con su sola presencia parecía calmar los sangrientos males de esta tierra, con su voz de golondrina me habló y con sus ojos como estanques de verano me miró y vio adentro mío como batallaban las mariposas que tanto musgo tenían en sus alas, después la perdí, casi para siempre. Aveces la recuerdo... y sueño con ella.

Para E.G.

viernes, octubre 31, 2008

Furia de Gladiadores

Salto sobre la velocidad de un corte en la ceja, multa al conocimiento resulta perdedora de la paciencia de mantener sus partes juntas, su sangra por dentro del cuerpo y la mirada fija en un punto a elección. No hay un segundo menos de fiebre en el cuerpo, solo una sensación de no poder ver, la sudoración helada por los huesos y la sangre como un vapor, sobre un eslabón que se parte, sobre una mandíbula que cruje, por una rama seca, que apenas se dobla se parte. Probarán la crudeza del pasto, del piso, de la lona, morderán sus lenguas de manera infinita en un lejano rincón de sus derechas cruzadas y de sus jabs rapidísimos, una respiración atolondrada por un lado... y por el otro una respiración continua, ausente de miedo, de medición y de sueños que vienen pronto, por acá, por allá...


Subido a YouTube por
smadechoppaholic

jueves, octubre 30, 2008

La Rocinha - Panorama :: Subido a youtube por liono1981

Pesado vómito de ladrillos perforados, curvas cortadas con cuchillos, sombras muertas serruchadas con los dientes. La luna se pondrá negra, otra vez, de brazos abiertos para recibir docenas de tiros, la sangre se echará a andar por acá, como si nada, como si todo bien, como si todos los días nos levantamos y sale el sol y alguien con un celular filma desde ahí y no pasa nada (parece difícil, casi imposible). No se si lo notaron, pero casi ni se escuchan los pasos de la muerte por detrás de ellos, por encima y por supuesto hundidos e inalienables a la carne, andarán los oscuros y helados pasos de la muerte, a cada paso, por ahí, como si nada...

Canto languido del Congo

Los ojos de los felinos brillan en los matorrales mientras que el miedo recorre las calles deshechas por la implacable sed de las miras y la polvareda de los correteos eternos. Pesadas maquinarias se arrastran con dolor en una despiadada búsqueda de sangre, en una tonelada de malicia contenida y disparada infinitas veces hacia un horizonte encarcelado, hacia una luna presa de si misma mientras mira con asombro como va cayendo la noche asfixiante del continente en continuo fogueo, donde se forjan los machetes más afilados del mundo, las armas blancas que borran la historia tronchandolas por la raíz hasta que alguien grite. Alguien grite entre las moscas de los campos de refugiados donde las miradas de humo violan y desgarran la carne de aquellos papeles que nadie conoce esta mañana triste en la que fuerzas rebeldes odian como siempre a la negrura insondable de sus hermanos cargados de metralletas. Cuidado niños...

lunes, octubre 27, 2008

F. C!!! - por el Sr. N

................................
................................

. . .......

..................................
..................................
. . .. . .

Bueno a falta de palabras, porque borre todo ya cantidad de veces, tengo la cabeza medio en cualquier cosa pero no puedo concentrarme en nada y casi que no dormí nada pero me vine a la pc. Lo que sigue es lo que te puedo decir hoy, más o menos, podría ser más, pero tampoco es menos:

viernes, octubre 24, 2008

Error de configuración

Sin querer me pasé por tu lado, me acerqué sin quererlo, el destino me arrojó a tu costado, a tu lado sin querer me arrojó el destino. Pude oler los siglos de manzana que brotaban de tu fresca piel de ave diurna. Quedé sin aliento, pensando en millones de colores sin nombre, en cientos de papeles en blanco que intentaban gritar el final de una historia que a su vez se desvanecía por la acera grasosa de la realidad incomoda que sin quererlo me arrojó a tu lado como una bolsa de nailon vacío apedreada por una rafaga de viento sin nombre, sin nombre, sin querer, arrojado. Sombra, sombra fantasma que vuelve por los tejados de mi piel de vidrio... sin querer.

jueves, octubre 23, 2008

Blues sin Blues - por el Sr. N

Ya no lo veo por aqui
pero sigue quemando como ayer
como cuando me mataba de calor

Voy otra vez por alli
pero todo ha cambiado desde ayer

De repente
Estoy saltando sobre las casillas
y el mundo se hace a un lado
Estoy corriendo sobre las veredas
que han sido cubiertas por la basura
que dejan las noches que no vuelven

Ya lo dejo todo y no hay caso
Abro los ojos, todos me sonrien
pero miro hacia las estrellas
tan brillantes, pero tan apagadas
por el polvo de viejos cuentos
que aun no tienen final...

miércoles, octubre 22, 2008

Sabado en el Bacilón (fragmento)

El sabado corrí hacia los brazos frescos de la noche en la rambla, al apartado encantador de aquel boliche, de aquella gran masa abierta de puertas por donde entrar y quedarse a vivir unos meses. Por otra parte, decía, corrí hacia una total falta de caricia, hacia un olvidarme por un momento perfecto de tus repugnantes y encantadoras bellezas adolescentes, de aquellas desaforadas curvas que bailaban sobre mi cuerpo en la noche, en la otra noche de los sabados de madrugada. Me entretuve escuchando a Los Ramones, con un vaso de vodka en la mano, creyéndome el rey del mundo. Por supuesto que lo era, pero sin aquello que te conté, sin lo "que te dije". De todas maneras el lugar era muy lindo, había escuchado muchas veces de él, (porque ya era él el boliche) en la radio y alguno de mis tíos nos habían dicho que el lugar era un antro de merca donde había buen rock´n´roll y una suerte de "onda" bastante interesante. Creo que antes de caer en estado de embriaguez, pisé en falso, pero no, creo que solo "creo". Al final me encontré con otra amiga, alguien a quien siento que le debía alguna clase de acercamiento. Sus ojos de azul llamarada se veían un poco más opacos de lo que mi corazón y mi imaginación me recordaban, parecía cansada de amores, cansada del sexo y un poco como una estrella apagada cuyo máximo brillo tuvo su flagrante lugar solamente en el recuerdo de todos aquellos que como yo, todavía la buscaban en la baraja o una mañana encontraban su tan bello recuerdo en la pileta del baño, mojada por el tiempo de la ausencia, eterna, un poco con cara de reloj atrasado, o de teléfono sin tono, la encontrábamos a veces, y anhelamos un encuentro como éste, que tristemente se me iría de las manos húmedas por la torpe y pesada presión en las sienes, causada por el vodka, el whisky y la marihuana. Me fui en un taxi hacia el amanecer abierto, ya no corría, pero entre mis manos (que ahogaban mi propio retrato sin fondo) todavía se podía oler un perfume... no pude bien saber de quien era, a quien pertenecía aquella imperceptible fragancia de monte... pero una beta intensa y lejana comienza a cobrar dura forma, una forma cierta o incierta allá detrás de aquel negro paredón de soledad que se ha venido eternizado desde hace un tiempo

Beautiful Boy :: John Lennon

Close your eyes
Have no fear
The monster's gone
He's on the run and your daddy's here

Beautiful, beautiful, beautiful
Beautiful boy
Beautiful, beautiful, beautiful
Beautiful boy

Before you go to sleep
Say a little prayer
Every day in every way
It's getting better and better

Beautiful, beautiful, beautiful
Beautiful boy
Beautiful, beautiful, beautiful
Beautiful boy

Out on the ocean sailing away
I can hardly wait
To see you come of age
But i guess we'll both just have to be patient
'cause it's a long way to go
A hard row to hoe
Yes it's a long way to go
But in the meantime

Before you cross the street
Take my hand

Life is what happens to you
While you're busy making other plans

Beautiful, beautiful, beautiful
Beautiful boy
Beautiful, beautiful, beautiful
Beautiful boy

Before you go to sleep
Say a little prayer
Every day in every way
It's getting better and better

Beautiful, beautiful, beautiful
Beautiful boy
Darling, darling, darling
Darling Sean

lunes, octubre 20, 2008

Otro Blues

Van a verte por ahí
en la orilla de tu cuento
como un sol apagado
de tanto brillar

Van a vernos solos en la noche
como aquella
como ninguna.

Un poco separados hoy estamos
para mi que no es así
la estrella del sur alumbra
aunque no veas el final.

Agarrate de mi mano
un poco de paz al final
puede llegar...
al final

viernes, octubre 17, 2008

En fin - por el Sr. N

Todo se parece a algo
y nada, se parece a nada
A lo que voy, es que
No se puede convencer
A todos por igual
A veces mejor no intentar
Esclarecer dudas
Acerca del bien
y del mal de comprender
Entonces, de repente
Salis a marear
Entre tanta discordia
Entre tantas voces
que se confunden
Unas a otras
Intentando desafiar
La pura verdad
O sea, nada de esto
Y de tanto marear
Te terminas mareando
Pero mareando mal
Te comenzas a convencer
De que el tenia razon
De que ella tenia razon
De que todos tenian razon
Y de que yo tenia razon
Al final
Solo palabras tontas
Que obligan a pensar
Y encontrar
Mas de la cuenta
Recuerdos para olvidar
Aquella fria noche
De tu gris invierno
Cuando me prometias
Que me invitabas a so;ar
Y pensar que tus palabras
Animaban a hacerlo
Por eso me mareo
Y vuelvo
Nuevamente a mis palabras
Pero no convenzo ni aclaro
Sr. Raul, Eduardo, Pablo
Escrachados en mi pared
Sientense como en su casa
Y miren a su alrededor
Cuidado con las escaleras
Que no son para ustedes
Sino para aquellos
Que no deducen ni comprenden
Que solamente asisten y vuelven
Con la sensacion
De haber ya pasado por aqui
Sin siquiera saber
Donde esta la salida
Ni como llegaron
Pero algo ha cambiado
Sea lo que sea
Sea esto o aquello
Sea lo que creas o no
Pero sabes que es algo
Que tampoco conoce la salida
Pero bueno, en fin....
(Al final de cada post hay una opcion muy interesante y util que es la de COMENTAR. Asi que aquellos que leen y no comentan nunca, podrian dejar unos puntos suspensivos, o algo si no quieren decir nada. Disculpen, pero es que estamos desesperados por que nos comenten algo. )

La otra Colonia Berro

Estoy fugado
tan lejos de esa cárcel
ya estoy llegando
a la otra colonia Berro.

Fueron noches grises
madrugadas negras
fueron viernes locos
y lunas llenas.

En aquella cárcel
había estrellas
había planetas
había lunes
y más caretas.

Ahora ni eso
ni sal ni caña
solo un deseo
en la otra colonia berro.

miércoles, octubre 15, 2008

Y al final - por el Sr. N

Y voy esquivado al viento que me empuja otra vez hacia la otra vereda, y al final es imposible evitar que al final, no te queda otra que rodearte de todo ello al final.
Y al final di la vuelta en circulos y termine del otro lado del mundo, y al final me pierdo en el paraiso, me hundo en las sucias alcantarillas del sur del sur, esas que de chico me burlaba y no queria saber nada.
Y al final, sale el sol al final y es tan brillante que te termina quemando y preferia que vuelva a llover y volver a tus rincones malditos, asquerosos, malolientes. Al final, terminaste sabiendo mas que todos y parecias un tonto entre las luces que te enbobaban.
Y al final, en las alturas de las alturas solo estabas deseando volver a casa y volver a ser un pobre tonto que se ilusionaba con la alturas. Y al final, todo tendria que haber sido como al principio, sin final.
Y al final, tenia todo lo que me falto durante toda la vida y solo queria volver a padecerlo al final. Y al final, ya no sabia lo que eran las moscas, las ratas y las cucarachas, pero conoci verdaderos rostros y eran peores.
Y al final, las luces se apagaban en su brillantez desoladora, que cortaba con la humanidad y la devolvia al infierno a donde no debia haber salido esa noche al centro. Centro magnetico aterrador, muerte de las muertes, barredora atormentadora de la raza humana cayendote en tus narices.
Ya vuelvo a casa. Ya estoy de nuevo. Ya tengo y me falta todo nuevamente, pero me queda menos tiempo. Pero al final tengo mas cosas para hacer. Pero al final ya no puedo hacerlas. Pero al final no hubo final.
Y al final no hubo peros. Y los peros fueron inventados. Y los inventos aca no sirven. Ya no queda ni el aire que se respira. Ni la basura descartable que corre con el viento. Ya se fue a otro lado.
Y al final, el sol se apaga....la luna se apaga.....y al final, comienzo a mover lentamente mis manos. Ya puedo volver a escribir nuevamente y contar tan rapido como pueda acerca de las pocas imagenes que puedan aparecer intermitentemente de todo aquello que me mataba con su mirada y me hacia olvidar y marearme en el camino.
Y al final, y al final, y al final...................

lunes, octubre 13, 2008

Hablandole a la pared


Mar de antenas,
veo en la tarde.
Caen sombras
por la tarde.

Tus ojos son dos nubes,
Tus labios son seres vivos,
Tus manos son dos milagros
Y tu piel es una jungla,
ésta tarde.

El otro día te vi...
y sentí el temor por dentro.
Quisiera estar tan cerca
y sin embargo callo,
guardo mi sombra
en el fondo oscuro del ropero
y callo...

Ya he escuchado los cuentos
que hablan del silencio permanente
que me tenes deparado,
pero un loco delirio por mis venas viaja
mientras miro la TV apagada
y siento que podrías ser toda mía.

Ahora huelo el rocío de otra primavera
sentado detrás de mis dudas y silencios
Desde mi ventana veo
los verdes racimos de tu brisa.
Con solo un beso se puede enamorar,
por eso no quiero besarte...

Solo y por ahora miro hacia adelante
e intento no pensar en tu fragancia de hoja de hierba,
en tu tirante piel perfumada de princesa de unos sueños.
Trago saliva, pienso en secreto y callo...
solo contra las paredes quietas
de ésta gris y pensativa tarde de Octubre

viernes, octubre 10, 2008

Enlaces varios (el casamiento del sr N.)

Rápido, a 10 mil metros,
surcando el viento feroz
mi amigo vuela
y yo que decía
que nadie vuela...
mira vos.

Va buscando la yema rosa del horizonte
empedernido de amor y de rabia
escapando de la masa cúbica
en la que hoy sin otro remedio
me pierdo.

Va acariciando las nubes heladas
pensando en su noche
y por única vez en su vida
recuerda más de lo que olvida.
Recuerda más de lo que olvida.

Allá va mi amigo...
por sus horas de cobre
en el College Place
un misterioso soldado sin nombre
tan cerca de la quinta avenida.

Pronto llegarán sus fotos.
Pronto podremos conversar
otra vez...
sintiéndonos casi lejos,
casi perdidos
volveremos a encontrarnos
mientras caen los pétalos del verano.

Quien sabe...

Por ahora todo son cargas de ondas positivas
que viajan casi en linea recta y cruzan algo pensativas
por el semblante triste y las pestañas grises
del puente de Brooklin.

Al final pudo ponerle el sello
a esa aventura increíble de viajes sin retornos
a esa parranda de msn sin fronteras
que casi acaba con su fiel noche montevideana.

¿Agujerearas el muslo de la musa por mí?
¿Acribillaras a los enjambres de luces
en las pálidas ventanas de la ciudad romana?
¿Bailaras con la muerte al final de la noche?
¿Encontraras la palma avasalladora del amor
Envolviéndote ante el desconsuelo de estar vivo y coleando
en este maravilloso desierto
durante las heladas noches de Queens
o en el sol blando y poblado
de la media tarde?
Ah yo creo que sí

Ah yo creo que sí
Ah yo creo que sí
Ah yo creo que sí
Ah yo creo que sí
.


martes, octubre 07, 2008

Rápido regreso por mis dudas e inquietudes

Tantas aves pueblan la intimidad del cielo
y sin embargo yo camino por negro empedrado.
Estoy regando con lágrimas mi sereno jardín.
Nadie vuela por las palmas de mis manos,
todo ha quedado oscuro y vacío
desde que termino la obra
en el teatro del corazón.

Me despierto a mitad de la noche,
de ojos abiertos en el amanecer enrarecido
me doy cuenta que sigo soñando
y quiero gritar...
Pero en el juego de esas proyecciones fantasmas
no hay espacio para la vibración sonora de mi voz.

Entonces tiemblo,
mientras deshojo margaritas
en una fría noche de primavera
echado a orillas de mi desencanto.


sábado, octubre 04, 2008

Otra solitaria en el viento

Doy un paso, hacia la negra corriente
de tu forma incierta, de tu tierra prometida
apenas conosco tu nombre, ojos claros
y algo que no puedo mencionar.

Me convierto en ave de presa
tras tus huellas frescas en la arena
me contaron sobre vos, una vez...
pero todavía me oculto en la niebla.

Por supuesto que pienso en vos
y a lo mejor sea demasiado apresurado
pero es obvio que ahora pienso en vos
y en los días del milagro.

Soy igual que un espía
hurgando en el olor de tu ausencia
y mientras voy oliendo a contra viento
me sumergo en oscuros pensamientos.

Y mañana puede que seá igual que hoy
pero no pasado
no pasado mañana.




OK7U8RE




miércoles, octubre 01, 2008

Una noche como esta

Ahora llueve y yo escucho el Traveler, ahora llueve, canta la sirena atomizada de la lluvia, se la escucha doblarse y astillarse en un millón de liquidas estacas que se dan contra todo... de arriba para abajo. En este spot, yo mirador, yo inactivo pedazo de sueño que parece inmóvil bajo la marea de las lunas, yo desde acá, antena de radio, mirada vacía, yo, escucho las voces que vienen desde lejos y pienso... mientras llueve. Estrella, estrella dorada y radiante, profundo sol que caes con suerte sobre esta hora sin sombras ni luces ni oscuridad. Parece que tengo una puerta abierta al infinito... pero el silencio ensordecedor me tortura sin dolor mientras tiemblo acaso, miro el monitor, llueve y escucho el Traveler. Otra vez, cae más agua, más universos de fría y elemental sustancia voladora, mientras el trabajo le va llenando de pedos la mente a uno y ahora un poco más fuerte y otro poco más, la lluvia cae. Yo creo que conversa con la noche de una forma muy peculiar y esperanzadora. No me olvido que estamos en el principio de la primavera... y eso siempre cuenta. Sobre todo cuando estas en rocha en pleno enero o febrero y las estrellas son una crema gelatinosa flotando a cuarenta metros de la arena plateada y el océano que se incendia en noctilucas a cada respiro del agua, parece nunca haberse ido, pero sí. De todas formas ahora todavía no... supongo que nunca volveremos a vernos, pero sé que no es cierto. Así que otra vez en la ruta, gris, descubierta y casi perpetua, nos veremos otra vez las caras. Pero no esta noche, porque yo escucho el Traveler y afuera llueve.


martes, septiembre 30, 2008

Cuidame el asiento - por el mítico Señor N


Que se vaya al carajo el hotel ese, el Dakota y ese parquecito mediocre, esas puertas en ruinas y montones de escombros que brillan entre la muerte de esos pedazos de carne que se mueven sin saber lo que hacen. Quedate con el pais, y que se queden ellos con el pais, y que se queden todos con todo, y que Reconquista y la estatua de la Libertad se caigan a pedazos. Me llevo pocas cosas, y me vas a cuidar algunas otras, tal vez más de lo que llevo. Vas a tener tiempo de lavar esos vasos de una buena vez, echar un poco de perfume y espero que hayas puesto los últimos bloques de la nueva york de Montevideo para cuando vuelva. Obligatorio, epejitos, la mesita y todo eso lo demás. Te dejo para que te bañes y te arregles un poco. Nevar, si. También nevará en tu cuarto a la vuelta, tenelo por seguro, y va a estar mejor, juex juex juex! Y yo? voy a hacer mandados y vuelvo, solo voy a conquistar el mundo, nada más. Ni que fuera a casarme en 10 días, que se yo. Por suerte en esta jungla no habían plantas carnivoras, solo espejismos. Al final chocaron y el mundo se cayo a pedazos. Ahora ya nadie vuela y ya sabemos lo que es morir (muhahahahahahahaha!). Así que por eso voy a volar y con eso hacer un par de canciones más, (y ahora quien carajo va a masterizar todo -.-)..


Es, por lo tanto, un verdadero tesoro cultural que ayuda a descubrirnos en nuestras comunes pero extrañas costumbres y reglas contradictorias. Además, es alimento para el léxico personal (??????????).

(del Lazarillo de Tornes) - 4to 7


pd: ok, te traigo eso...

Te quiero loco!!!!

sábado, septiembre 27, 2008

Siempre nos vamos a volver a ver


El amanecer no miente, los días se acercaron peligrosamente, la canción habla en esta parte acerca de viajes en avión y 20.000 kilómetros hacia la cúspide del mundo, pero hablará también de otras calles, en otro idioma, hablará del Hotel Dakota y del Central Park, del Golden Gate y el Battery Place. Nosotros, donde carajo estemos, le seguiremos poniendo cuartos al mundo y untando con melodías las inmensas paredes de la distancia. Ahí, por allá , por acá veo venir un trillón de letras, ordenadas en terminantes públicos secretos o en el lenguaje común de una casa sin selva, viniendo a nuestros dedos desde una ventana a un mundo que nunca quisimos creer que existía. Escucharas a McCartney en un Yellow Cab y pensaras en el olor a orines de la calle Reconquista con más emoción que nostalgia y te reirás de tu enorme osadía y en el asiento del Taxi verás rodar tu dado hacia un seis brillante y certero. El país quedará ahora en mis manos, yo te lo cuido, intentaré asistir al amanecer de primavera en la tierra dorada bañada de silencio y de vacío. Más arriba, por las noches de los viernes, Orion esperará tu retorno, ansioso, y casi sin darse cuenta, como siempre, que el tiempo pasa y no vuelve más. Recordando momentos en que nadie sabía de la luz eléctrica de nuestra apagada química, te verás re hecho como tantas veces supiste adivinar mirándote al espejo en una tarde de Junio como cualquiera. Para vos son estas crípticas palabras, para vos es este casi agotado misterio que cree ser un Fénix Tremendo para la hora de comer, para vos este "el tiempo es nuestro" y para nuestro tiempo la aventura de estar vivos mientras largas hileras de ladrillos en la calle del muro amenazan desplomarse como palomas muertas de un cascotazo. Pero no hay Obama ni McClein que te puedan detener ahora, sombra líquida, palma de computo, misionero salvaje. No hay bonos de deuda ni rescatajes de bancos de inversión que puedan reprimir el intento del infinito y evitar el enlace mágico de tu tiempo de vida. Con el puño bien en alto, cantando la canción de guerra, abrazado al amanecer de Nueva Jersey, despertarás... y tal vez haya nevado.

Dedicado especialmente al Sr.N

martes, septiembre 23, 2008

Segundo amanecer primaveral

El mundo afuera sigue descongelándose. Todas las cosas gotean mientras miran el nuevo sol, que se abalanza con una potencia inusitada, se lanza hacia las cosas impulsado por una primavera que no se aguantaba en el molde, que no podía esperar un segundo más por venir a echarse como un millón de polillas de colores sobre la ciudad más gris y profunda del invierno. Es por eso que me quedaría la mañana entera oliendo la delicada fragancia del metal herrumbrado, del rocío sobre el polvo del patio del fondo, de la goma mojada del amanecer de setiembre, podría pasarme horas, viendo aquel amanecer de plata y de rosa elevarse lentamente por el cielo, descongelandolo, abriéndolo en dos como a una fría y gigantesca manzana inmadura. La palabra mañana, me sonaba como una caja de cartón vacía, había perdido la noción del transcurso de los días, el trasnochar del trabajo y la mortal inyección de la poesía me habían dejado caer en este vórtice de amaneceres y tardes sin más sueño que el de un perro policía, y sin más palabras que estas pocas y nostálgicas.

domingo, septiembre 21, 2008

Crónica de un sueño en el que estabas

Hoy soñé con vos, estabas igual de distante, de marina, de gélida que en este último año, tenías los ojos encendidos e inyectados en tu tristeza primaveral, tenías tu locura galopante, tu enfermedad sin pensamientos, tu corta visión del futuro. Estabas exactamente igual a ese mudo, peleador e indomable animal de pradera que sos en verdad. Yo también era el mismo, loco, deprimido, lleno de miedo y con la herida fresca de la ingle a la garganta que me regalaste cuando nos fuimos. Quise creer que era verdad, quise creer que estabas de nuevo a mi alcance, intenté por todos los medios olvidarme de que ya sabía en lo más hondo de mi cuerpo de ensueño que aquello no era real. Me quise confundir en los colores imposibles, me quise perder en la irrealidad de tu cercanía y miré tus labios, con tanta intensidad que el mundo real que latía por fuera de mi dolorosa ensoñación era solo un recuerdo menos que borroso pero a la vez duramente imborrable, lleno de mierda y de ángeles sucios y luminosos. Encontré la manera de controlar los sucesos del sueño, con un solo intento quite a todos los vanos actores que rodeaban el escenario de mi mente y nos quedamos solos. Solos en un silencio húmedo y acogedor que no era el silencio este, lleno de espinas y de palazos, era otro silencio, un silencio hondo y conmovedor que tuvo lugar varias veces ya, en ese pasado trémulo que sigue con vida, ya lo veo, tan solo en ese hondo e inalcanzable lugar de mi mente, donde estábamos otra vez solos, mirándonos a los ojos. Extendí mi mano y toqué el borde de tu pierna, que vestía para mi mayor desconsuelo aquella calza que tantas y tantas veces bajé en la profundidad de nuestro cuarto de niños, fue entonces que intenté repetir la maravillosa hazaña de poseerte a mi manera, de la manera que solo vos conoces, a la deliciosa e inigualable manera del más hondo de los amores humanos. Pero fue justo ahí que me di cuenta que no eras vos realmente, cuando no volvía de aquella imagen tuya el penetrante olor a deseo de "siempre", cuando no volvía de tus caderas aquel rumor de huesos profundo y desacatado. No me importó, aunque sentía ganas de llorar y una vez más saqué corriendo a todos los fantasmas del mundo real que me decían que no eras vos, que no eras vos y que nunca lo serías en el cielo o en la tierra, que ya era peor que imposible aquella escena donde nos encontrábamos sin inhibiciones y enteramente abiertos y dispuestos para la conexión de nuestros espíritus y para la perfecta comunión, como tantas otras maravillosas veces, de nuestros cuerpos carnales. El inconmensurable placer que recibía por cada una de mis células no era real, pero tanto y tanto desee que lo fuera, que por momentos pude percibir en aquel sueño una cruel ráfaga de nuestro pretérito perfecto envolviéndome, pude ver la calza arrugada, gris, perfumada, enrollada al rededor de tus blancos tobillos, pero desapareciste... como siempre y me desperté hace un rato con una espina de pescado atravesada a mitad de mi pecho sin aliento, con una tristeza universal y un desasosiego tan puro e inamovible que no encontró más desembocadura en este universo que estas torpes palabras de un amor que se pudrió en los azahares del tiempo y que ya no volverá...