sábado, noviembre 19, 2011

otro yo

Un escupitajo en el ojo del destino, sangre que sin hallar coagulación me impide transitar por la senda de la cicatrización. Obvio que me merezco esto, eso no es sorpresa, por supuesto que he sembrado (y sé lo mezquinamente inversionista de mi mentalidad) más dolor, angustia, rabia e impotencia de la que ahora, con picante sabor de chile, corre abriendo tajos por mis venas. Me abandono a vomitar estas palabras sobre el lienzo paciente y desapegado de este rincón de soledades de donde ahora parece, no debería haber salido nunca. Este fanjo que alberga mi obsesiva y delirante tristeza es el nido de palomas, donde tantas veces, acaricié la aurora... tantas veces, cínicos amagues de un día pleno, que irremediablemente se hunden en la noche más profunda, otra vez, desesperado, herido y más que nunca solo, solo como un bicho de luz en medio del universo, solo como lo que soy, un poeta horrorizado y temeroso que una vez más avanza hacia su concha de autocastigos. A desangrarme por los dedos, en setecientos versos que no hallarán desembocadura ni en el cielo ni en la tierra ni siquiera en purgatorio alguno de este vasto y pálido desierto. No. Ahora estoy presa de una cólera maquiavelica que me cierra los pulmones, pidiendo cigarrillos, sin poder derramar lágrima alguna, sin protestar ni chistar, a lo sumo reírme a carcajadas de mi enorme importancia personal. Y es a usted a quien dirijo esta puteada, usted, que lee desde la penumbra clandestina, querido hermano, yo mismo. Es a lo sumo una ventana rota, una catedral plagada de palomas mensajeras zombies, que no tienen destinatario ni remitente, que vuelan en círculos, condenadas bajo el techo de las expectativas, con las alas cortadas de raíz, vuelan en círculos, haciendo arcadas por los pasos de esta noche, heridas en el alma por la honda sensación de violación e incomprensión, atadas de manos, con los ojos vendados, vuelan en círculos, entre las interminables columnas de este templo satanista que es mi pecho. Este quilombo de avispas mal heridas, esta bacanal de desencantos y reproches y dolencias y carencias y desmadres y asaltos intempestivos del mismísimo demonio que camina, duerme y late detrás de mis ojos. Vuelco el vino picado que llena mis arterias, lucho a brazo partido para darme por vencido y siento que no puedo, que estoy también condenado a volar en círculos, a ladrar entre los perros infinitos de la madrugada, sin hallar sosiego para mi corazón de niño, sin hallar juguete con que entretener este infinito río de perlas que se me cae del alma, que se me pudre en las ramas, que se atomiza en este fanjo inexpresivo formando tristes arcoirís de imposible destino. Cuántas palabras más seré capaz de vomitar sin perder el aliento, sin perder la forma de nauseabunda humanidad que me sale por los poros, que me recuerda y profetiza lo peor... vana esperanza. Qué más queda?

jueves, noviembre 10, 2011

Poema del año 2011 - Amanecer entre gotas de perla


Mi cuerpo le pertenece al universo,
este a su vez se pertenece a si mismo
y todos al tiempo
y el tiempo a todos.
Cálidas, tibias o frías
son sus gotas de perla
en el calmo amanecer
o en la violenta noche.

Sigue la carrera hacia uno mismo
las sombras se entretienen en espejos
y no llueven cómo antes
las caricias del placer.

Tampoco soy de los que creen
que el amor dura un segundo
y que la vida continúa
si no hay por qué luchar.

Encontraré tus ojos
tal vez mañana...

miércoles, noviembre 09, 2011

Otra guerrilla más

El significado de esta oleada de rencor y dolor que me embarga proviene de viejas respuestas que aún están frescas en la herida de mi corazón. Y sí, días como hoy es cuando encontraría sosiego en el fragor sangriento de la batalla... recuerdos de una guerra que no viví, solo... por latitudes inexpresables, exagero.

lunes, noviembre 07, 2011

Noviembre

El aroma frágil de la brisa de noviembre contiene estupefacientes toxicos que pueden bajar la presión arterial y descomponer las miradas en vagos racimos de quietud. Solo una lágrima por los que ya no están y un suspiro colgado de un árbol por aquellos que han de venir.... suerte

domingo, octubre 30, 2011

The Game - David Fincher

En la noche. La corbata negra versus la camisa de cuello ancho en la escalinata donde los autos resbalan apuntando hacia el subterráneo. Silencio entre violonchelos que amainan una lluvia que no termina de aparecer. Teléfonos que suenan sospechosos semáforos en rojo que parpadean en una lavandería donde las conversaciones se repiten como grabadas por una máquina. Sordos taxis cuyas trabas se activan de manera automática  La mampara aparece como ese elemento impersonal donde se refleja una probable muerte. Se dirige hacia el muelle, la sangre envenenada se agolpa en cada curva mientras el Hudson helado espera al metálico chasquido del automóvil endiablado que se dirige sin remedio. El culpable corre, pero todo es solo un juego donde Michael Douglas no es Michael Douglas sino un asqueroso millonario que sube a la superficie mientras el puente de Brooklin enseña sus impúdicas luces recortadas contra un cielo negro encapotado. 

miércoles, octubre 26, 2011

El arte de ensoñar

Todo comienza en esa penumbra rojiza donde aparecen imágenes estáticas, aguas en perpetuo movimiento, mar de la tranquilidad, siniestros rumores toman el mando del escenario imponente. Le damos la mano a la libertad que nos ofrece Morfeo y movemos nuestros pies y manos en el gelatinoso desencuentro de nuestro cuerpo real. Es nuestro otro yo el que domina la lengua de los sueños y con ella charlamos con el infinito. Pasamos la mano por los ojos, restregamos los jirones del mundo de todos los días, nuestras palabras se doblan, se hinchan amanecen con la boca seca y justo ahí... olvidamos lo ocurrido. Pero hay más... mucho.

martes, octubre 25, 2011

El secreto de la arena del desierto. Plan de fuga para los milenios estancados en su pálida ventisca. Una mariposa de polvo bate sus secas alas en la desértica penumbra, fiesta de calor en el minúsculo reparo de una sombra pasajera. Vuelo sobre el lejano continente, sentimos la acuática ausencia varada en horizontes que se van perdiendo. Hasta que salen las estrellas y todo queda paralizado bajo un frío rumor nocturno. 

jueves, octubre 20, 2011

Res non Verba


Remolino achatado contra el cielo raso. 
Terapia en la que miramos nuestras manos

olemos la tierra húmeda en ellas 
miramos el horizonte y lanzamos nuestros dardos
hacia la frágil potencia de nuestros actos.

Queremos avanzar en el fango vomitado
por siglos de ancestros dispuestos como alfombras
pero nuestros pies aplomados roncan como motores ahogados

Vamos a ir dando la vuelta a la ruleta del destino
intentaremos vencer la falacia de nuestra consigna
Res Non Verba
...Y esto qué es?

viernes, octubre 14, 2011

Pánico en mí

Pánico. Terror, miedo, ansiedad, un agudo retorcijo en el medio del pecho. Temblor de tierra en la sangre cuando no confío en tu palabra. Casi siempre me equivoco cuando siento que el mundo se derrumba si tu boca no me dice la verdad. En el fondo siempre creo... pero el frente es un frente de batalla donde soldados sin cabeza  queman los cartuchos contra otros soldados sin cabeza. Puro coraje, puro orgullo y vanidad... y sin cabeza. Te estoy esperando...

jueves, octubre 13, 2011

Momento congelado en tu aliento

El mundo derrama su licor, la luna lame los bordes plateados de la noche lavada por la lluvia. Hay una rama caída a dos cuadras de mi casa, las tejas están de dos colores por la humedad y el frío del invierno que se resiste ante el lento abrazo de la primavera. Tengo un dolor en los dedos de tanto que necesito abrazarte... Momento congelado en tu aliento de flores violetas. Voy por otro round en el amenazante regazo de las tardes de octubre, tengo otra pesadez en el cuello por tanto que miro al cielo esperando que lluevan tus caricias de mariposa. También tengo un poco de miedo, por las latitudes perdidas de tus silencios... espero palabra para arrancar mis frutos, espero que la hagas valer... eso espero. 

jueves, septiembre 29, 2011

Canción de rara paz y la única Libertad mortal

Historia enrredada en los cabellos del silencio
peligros como arena, escapando entre los dedos
un milagro, una estrella, una danza de películas viejas.

Me aferro a mi creencia de soldado cañonero
emboscado en mi cerebro, por mi íntimo enemigo.

Helada mi sangre apremia un volantazo del destino
hacia el progreso sostenible de mi ser y de mi alma
hacia el alba deliciosa que se va dejando acariciar
poco a poco, gota a gota, volcándose en mi lengua
como rocío fresco en el desierto de mi gran limitación.

Voy por otra batalla en ese horizonte desvelado de inciensos
con el pecho encendido por la luz de que me resguarda,
espero brille hasta mañana, hasta mañana, hasta mañana.

He de encontrar la verdad, acaso recogida en un rincón
acaso espantada en una ventana cenicienta, acaso muerta
o por ahí latente, viva, llena de gozo y de exuberancia
como un águila de fuego, guiándome hacia la luz.

Porque la única libertad de la que goza el espíritu 
es la libertad de no tener que sostener ninguna mentira.
Es tarde en la tarde y un ratón corre por el suelo contra la pared. Mi vista está nublada por el polvo de las nuevas destrucciones, mi nariz está irritada por la alergia al desarrollo incierto de estos instantes de grises nubarrones. Siento el frío de la desolación corriendo por el lado interno de mis dientes. Ella está ahí, posada en su jazmín como un picaflor impertinente, me mira, me acaricia y por un momento siento que todo está bien. A su lado nazco cada cuarenta segundos, veo el sol, veo la luna, las estrellas y un comenta. Por debajo de estas letras crece la hiedra de un futuro, como todos, sin certezas, disfruto este instante, con su sabor a sangre, a rebanada de misterio, a pedazo de infinito condensado en mi saliva algo espesa. Mi mal aliento me acobarda por pensar, sin querer, en acaso un sino nefasto que me persigue, por ahora sin alcanzarme del todo. Veo el reloj, salgo al aire en 24 minutos. 

miércoles, agosto 31, 2011

Otra Foto

Un retroceso a la barbarie
postales de un montevideo colonial
sombras que oscurecen a la noche
silencios que ensordecen
luces que no alumbran.

Vagando en el vasto universo de la risa
los ojos se empañan, las miradas queman
el pasto se incendia en largas cortinas rojas.

Vuelta de los tiempos
todavía quedan cenizas.

lunes, agosto 15, 2011

Amatista de tarde gris

Tarde de caros remolinos, la sangre se agolpa en un extraño lugar de la mente
hay un diamante vagando por la calle, un rumbo lo aviva a continuar
pese a caras de orto y a materia oscura en su pensar.

El viento se agolpa en sus narinas.
Y la sangre que mana de su pecho
revienta en sus palabras algo enfermas.

Vuelve la brisa negra
a dominar la tarde gris.
El blanco se mezcla con barro de río
y todo parece estallar sin motivo.

Rechazando la plegaria salvadora
intento hundirme en los pálidos misterios que me agobian
y salgo algo lastimado
me gotea de la lengua un liquido rojo
imprudente
viscoso
amargo.

Quizas debería pedir disculpas
al poder que guía mi destino
pero duelen los ladrillos del orgullo
revocados por láminas de incomprensión
y todo vuelve a entreverarse
para volver a nacer.

Volver a nacer.


miércoles, agosto 03, 2011

Cantar a la murga


Frenesí murguero, fuego de momo cantando en la hogera
instante en el viento en que todo parece detenerse
mientras el redoblante se bate euforico
y los hombres
se visten de dioses.

Las voces perfectas danzan sin el control de la mente
el espectador es una oscuridad danzante que arde por dentro
el resto no importa, la humanidad es real solo en el escenario.
La poética carnavalera, el verdadero sentir del pueblo
la voz verdadera de la gente
corea con palmas
el insólito fragor de la retirada.

Febrero.

martes, agosto 02, 2011

Selva Abierta # 2

Nueva hogera, junto al árbol sagrado
mar de sierras bajo un cielo cerrado

Familia en busca de sangre
celebrando la vida, en cada banquete
zebra herida, nube de humo salvaje.
La tormenta.

Fuerza antigua, desnudes en peligro
La sábana siente el un trágico exilio.

Son las manadas las que pasan
huyendo al amanecer
son un blanco muy fácil
para el hombre
La tormenta.

Familia en busca de sangre
celebrando la vida, en cada banquete
zebra herida, nube de humo salvaje.
La tormenta.

miércoles, julio 20, 2011

Algunos días más tarde


Río de janeiro, 16 de julio. Pase, grito, gol, GOOOL!!! 7
Ahora, después de haberle ganado a Argentina y con el viento en la camiseta, miramos más allá de las fronteras nuevamente, aprendimos que todo es posible con el ímpetu y la voluntad inquebrantable de un grupo de humanos. Siga la pelota, mitología de nuestro nuevo tiempo.

miércoles, junio 29, 2011

Nuestro infinito

Apostado en el balcón hermoso de tu sonrisa, veo salir el brillante sol de tus ojos. Los días me encuentran siempre a tu lado, feliz, en armonía con el universo y con el cometa precioso de tu cintura delgada. Camino por la conrisa a veces, de mi propia cordura, pero ahí estás vos, evitando que me desparrame por el infinito para siempre.

martes, junio 28, 2011

Seth

En el drama de Osris, siempre aparece Seth representando al Ego animal, más en este caso representa la columna vertebral, en ella encontramos canales por los cuales es posible trasmutar energías extraordinarias, es pues el Intimo (Horus) y la energía creadora trasmutada (Seth) los que inundan de energía espiritual (Las cruces Tao) al aspirante a la sabiduría

lunes, junio 27, 2011

NoX xq NoX xq NoX

La noche seda se escurre lenta y punzante
la perra ladra en silencio para no despertar al frío
el frío corre las cálidas cortinas de la carne
y dispara a matar con su helada y despiadada soledad.

La cama como una concha, fría, herida, medio vacía
late en pulsares profundos.
La ventana, triste y melancólico testigo sin pruebas
de la realidad.

Hay una pincelada perversa en tu sonrisa de amor
una espada escondida en tus labios peligrosos...

domingo, junio 26, 2011

Frío domingo de Junio


Sufro el frío secreto, el frío más frío y una tristeza extraña y profunda... siento que erro el guascaso, que se me va el día entre los dedos sin poder poner timón sobre la furiosa corriente. Está frío pero frío de verdad, la humedad, el lento desdibujarse de las líneas perfectas de un sueño... tornándose realidad, lenta entre humos y frío... sobre todo frío.

20 :: Walt Withman

¿Quién va allí?
Grosero, hambriento, místico, desnudo... ¡quién es aquél?
¿No es extraño que yo saque mis fuerzas de la carne del buey?
Pero ¿qué es el hombre en realidad?
¿Qué soy yo?
¿Qué eres tú?

Cuanto yo señale como mío,
Debes tú señalarlo como tuyo,
Porque si no pierdes el tiempo escuchando mis palabras.
Cuando el tiempo pasa vacío y la tierra no es mas que cieno y
podredumbre,
no me puedo para a llorar.
Los gemidos y las plegarias adobadas con polvo para los inválidos;
y la conformidad para los parientes lejanos.
Yo no me someto.
Dentro y fuera de mi casa me pongo el sombrero como de da la gana.

¿Por qué he de rezar?
¿Por qué he de inclinarme y suplicar?

Después de escudriñar en los estratos,
después de consultar a los sabios,
de analizar y precisar
y de calcular atentamente,
he visto que lo mejor de mi ser está agarrado de mis huesos.

Soy fuerte y sano.
Por mi fluyen sin cesar todas las cosas del universo.
Todo se ha escrito para mi.
y yo tengo que descifrar el significado oculto de las escrituras.

Soy inmortal.
Sé que la órbita que escribo no puede medirse con el compás de un
carpintero,
y que no desapareceré como el círculo de fuego que traza un niño en la
noche con un carbón encendido.
Soy sagrado.
Y no torturo mi espíritu ni para defenderme ni para que me comprendan.
Las leyes elementales no piden perdón.
(Y, después de todo, no soy mas orgulloso que los cimientos desde los
cuales se levanta mi casa.)

Así como soy existo. ¡Miradme!
Esto es bastante.
Si nadie me ve, no me importa,
y si todos me ven, no me importa tampoco.
Un mundo me ve,
el mas grande de todos los mundos: Yo.
Si llego a mi destino ahora mismo,
lo aceptaré con alegría,
y si no llego hasta que transcurran diez millones de siglos, esperaré...
esperaré alegremente también.
Mi pie está empotrado y enraizado sobre granito
y me río de lo que tu llamas disolución
por que conozco la amplitud del tiempo.

miércoles, junio 22, 2011

3 apuntaciones sobre la final de la libertadores 2011 PEÑAROL Vs. Santos


Ahora con el tema de la final de la copa Santander Libertadores, los ánimos por estos pagos están bastante enardecidos, la ciudad respira un clima de gran tensión y ansiedad con respecto al futuro inmediato de semejante institución como lo es la amarilla y negra. De modo que para ponernos un poco dentro del contexto voy a aclarar los siguientes puntos: Peñarol disputará hoy en San Pablo y contra el Santos (que otrora fuera conocido como el Santos de Pelé), la segunda y última final del mayor certamen a nivel de clubes de fútbol del continente americano. Hace exactamente 23 años que el club Uruguayo no llega estas instancias en dicha competición, de hecho hace la misma cantidad de años que ningún otro club uruguayo lo hace. Como era de esperarse en un pueblo tan fanático y futbolero como lo este, y como ya he dicho, la hichada (que dicho sea de paso es la más grande y dicharachera del globo) así como los simpatizantes y el público general, están todos como locos y de lo único que se habla en todos los medios del país hace como dos semanas es de este dichoso evento. Como no podía ser de otra manera Blog de la Mente también hace su aporte a la Blogsfera. A raíz de esta locura carbonera se dan un sinfín de situaciones de lo más estrafalarias e inesperadas. Compartiremos a modo de muestra, entonces, solo tres de estas extrañas situaciones que han llegado a mi humilde conocimiento.

1) Hinchas suicidas
Se ha constatado que una importante cantidad de hinchas del Club Atlético Peñarol han partido en la jornada de hoy hacia la poblada ciudad de Sao Paulo o San Pablo (para los que no saben portugués). Esto no parecería revestir ningún hecho significativo, ya que el aurinegro ha sido, durante la extensión de la copa, el club que más entradas ha vendido fuera y dentro de su país de origen. Ahora bien, este grupo de hinchas de última hora, ha partido sin entradas para ver el match, alegando que irán a "ver que pasa", algunos han fijado su desesperado objetivo en las puertas del hotel Paulista donde se aloja el combinado Peñarolense con la alocada esperanza de poder de alguna manera, abrirse paso junto a directivos o jugadores, hasta la parte interior del estadio. Esto si bien no deja de sonar bastante... tonto, por decirlo de alguna manera, es tanto mejor que otros de estos hinchas que han manifestado su intención de agruparse a las puertas del estadio y que directamente intentarán colarse, y con un poco de suerte, plegarse a los festejos si Peñarol se alzara con la copa. Perfecto, ahora la cosa es esta: estos hinchas o bien, desconocen las magnitudes del peligro vital que envuelve una actividad de estas magnitudes o bien son conscientes de ello y están plenamente dispuestos a perder su vida con tal de avivar al conjunto aurinegro. Todos aquellos que al menos una vez en su vida hayan concurrido a un partido de fútbol sabrán que los operativos de seguridad desplegados por la policía local tienen casi siempre una tónica común: el gratuito y preventivo reparto de violencia, con palos, caballos, balas de goma y toda esa exquisita parafernalia policial que derrocha un pomposo intento de represión. Ahora si tomamos en cuenta que San Pablo es una de las ciudades más pobladas y violentas (por las características de su crimen organizado y por la contundente respuesta de su propio cuerpo de policía militarizada), no nos será difícil adivinar que el destino de estos hinchas uruguayos se encuentra más que comprometido ya que no solo el peligro los acecha antes y durante el cotejo sino que también y todavía más, después del mismo, ya que de ganar Peñarol, los cerca de 2 millones de hinchas del Santos, estarán algo molestos, alterados e incluso iracundos, entonces y en mi humilde parecer, bastante proclives a sufrir esa transformación extrema que tienen algunos brasileros cuando pasan del estar todo muito legal, a... bueno una condición casi animal donde la sed de sangre se alza sobre todos los otros deseos mundanos y carnales. Esperemos entonces que gane Peñarol y que dios se apiade de las almas de este loco grupejo de seguidores.
-------------------------------------
2)Pabellón patrio
Otra, tengo un amigo muy pero muy consumidor de fútbol, apasionado de las estadisticas, de las viejas glorias y ferviente hincha del clásico adversario del club Carbonero. Permanentemente hablando de la fundación del CURCC, del verdadero decanato y de la cantidad de campeonatos uruguayos obtenidos por uno y por otro club, siempre tratando, sin demasiado exito de hacer creer a los neutrales que la gloria del tricolor supera a la del cuadro Finalista de la Libertadores. Como decía, esta persona es de esas que hacen callar hasta al mar a la hora del compacto deportivo de los informativos centrales, primeras y terceras ediciones de los mismos, coleccionista cerrado de la revista el Gráfico y además también gran consumidor de ligas extranjeras. Ahora la cosa es la siguiente, tanto es el bombardeo mediático con el asunto de Peñarol, tanta es la manija que se siente en la calle, de tal magnitud han sido los festejos cuando el Manya pasó una a una las etapas que lo separaban de esta última final, tal es la pasión del loco por el fútbol y a la vez tanta pero tanta es su devoción por el cuadro bolsilludo que se halló presa de una terrible ambigüedad (este tipo vale aclarar que además es ferviente hincha de la selección uruguaya y que gritó y lloró como nadie la campaña hecha por la celeste en la pasada edición de la copa mundial FIFA), por un lado su odio irrefrenable hacia los colores amarillo y negro y por otro lado, su tremendo afán de gloria deportiva para su país. Tanto fue que lo amargó su dolorosa ambigüedad, que hoy de mañana, casi catatónico por la emoción y la ansiedad disparada por el encuentro a disputarse hoy en Brasil a la hora 21:50, que la ventana de su apartamento del tercer piso, amaneció engrandecida por un pabellón patrio que compró el año pasado, por estas mismas fechas.
-------------------------------------------------

3) Teoría de los dos escenarios
La teoría de los dos escenarios, por la cual fui acusado por mi señora de yeta, o de anticipado o de a lo mejor deberías callarte la boca, consiste en lo siguiente: Cómo el futuro inmediato está tremendamente condicionado por dos escenarios posibles. Es cierto que el futuro inmediato esta permanentemente acechado por una infinidad de escenarios posibles que dependen del desenlace para un lado o para otro de una innumerable cantidad de sucesos. Este suceso, que parecería ser para los ojos de algunos intelectuales, bastante banal, trivial o incluso intrascendente para el acontecer internacional, político y macro económico del país y la región, plantea dos posibles escenarios que tienen la enorme cualidad de ser antagónicamente opuestos, tan diametralmente opuestos que su solo cotejo se hace bastante difícil de barajar. Por un lado si Peñarol llegara a perder (cosa que dudo y para nada deseo) la ciudad se sumirá en un profundo y doloroso silencio, la noche y la madrugada estarán signadas por un trágico y desfigurante silencio amarillo y negro, será una madrugada de Junio igual a las tantas madrugadas en las que ningún equipo uruguayo disputaba nada a nivel internacional... o incluso mucho peor. Solo se sentirán resonar en la noche las risas carcajeadas de algunos perversos hinchas del tradicional rival que no han entendido la importancia que confiere este evento a nuestro fútbol todo. Sin embargo, si el resultado es favorable al equipo Carbonero, la ciudad estará conminada al caos y al jolgorio, poco importaran las bajas temperaturas y a hasta dentro de varios días, la parcialidad estará de para bien bajo los efectos del alcohol y las drogas, sobre todo bajo el efecto de una de las más pesadas drogas como lo es la gloria misma. Nuestra principal avenida florecerá de banderas y cánticos de todo tipo y al más alto volumen. Se romperán vidrieras y se darán vuelta los autos, muchas pero muchas personas amanecerán mañana aferradas a un hilito de voz ya que sus gargantas se quebrarán como ramas secas bajo el poderoso impulso del festejo. Será una noche muy larga y se escucharán probablemente los festejos de algunos hinchas tricolores, que en señal de clara superación de las divisas futboleras, darán amplios vítores a la heroica gesta Aurinegra... Esperan esos dos escenarios, por ahora se escuchan fuegos de artificio con mayor y mayor frecuencia, faltan dos horas, el nerviosismo aumenta de forma exponencial.

VAMO EL MANYA CARAJOO!!!!!

sábado, junio 18, 2011

Armas de Fuego


Alerta espiritual en la madrugada sin flechas, lentas escupidas chorrean por los rincones taciturnos y una oración inconclusa amenaza mojar las sorpresitas de la fiesta. Vuelvo caminando a este racimo de interrogantes mientras suspiro menta, ruda y albahaca. Silencio general en los antiguos aposentos. Marca de agua en soledades inesperadas.

viernes, junio 17, 2011

Robado de la cama

Me siento a escribir robado de la cama, levantado y puesto al teclado bajo el dominio de una fuerza que me acobarda y me lastima por adentro. Necesito desviar este impulso crónico depresivo, tengo que drenar la pus de mi odio hacia mí mismo, estoy desvelado en la noche helada, al margen del abrigo de tu voz tenue y de tus mejores modos

Mujer Vampiro


Mujer vampiro que no sacias nunca tu ancestral ansiedad de liquido vital. Vas por la noche, sudando frío mientras bufas inalcanzables soledades. Estoy parado sobre una estaca de madera que nos matará a los dos... Quiero entrar en tu reino de ocultas sonrisas y amargos tragos de sangre fugitiva.

jueves, junio 16, 2011

Grito hacia Roma desde Crysler Building :: F.García Lorca

Manzanas levemente heridas
por los finos espadines de plata,
nubes rasgadas por una mano de coral
que lleva en el dorso una almendra de fuego,
peces de arsénico como tiburones,
tiburones como gotas de llanto para cegar una multitud,
rosas que hieren
y agujas instaladas en los caños de la sangre,
mundos enemigos y amores cubiertos de gusanos
caerán sobre ti. Caerán sobre la gran cúpula
que untan de aceite las lenguas militares
donde un hombre se orina en una deslumbrante paloma
y escupe carbón machacado
rodeado de miles de campanillas.

Porque ya no hay quien reparta el pan ni el vino,
ni quien cultive hierbas en la boca del muerto,
ni quien abra los linos del reposo,
ni quien llore por las heridas de los elefantes.
No hay más que un millón de herreros
forjando cadenas para los niños que han de venir.
No hay más que un millón de carpinteros
que hacen ataúdes sin cruz.
No hay más que un gentío de lamentos
que se abren las ropas en espera de la bala.
El hombre que desprecia la paloma debía hablar,
debía gritar desnudo entre las columnas,
y ponerse una inyección para adquirir la lepra
y llorar un llanto tan terrible
que disolviera sus anillos y sus teléfonos de diamante.
Pero el hombre vestido de blanco
ignora el misterio de la espiga,
ignora el gemido de la parturienta,
ignora que Cristo puede dar agua todavía,
ignora que la moneda quema el beso de prodigio
y da la sangre del cordero al pico idiota del faisán.

Los maestros enseñan a los niños
una luz maravillosa que viene del monte;
pero lo que llega es una reunión de cloacas
donde gritan las oscuras ninfas del cólera.
Los maestros señalan con devoción las enormes cúpulas sahumadas;
pero debajo de las estatuas no hay amor,
no hay amor bajo los ojos de cristal definitivo.
El amor está en las carnes desgarradas por la sed,
en la choza diminuta que lucha con la inundación;
el amor está en los fosos donde luchan las sierpes del hambre,
en el triste mar que mece los cadáveres de las gaviotas
y en el oscurísimo beso punzante debajo de las almohadas.

Pero el viejo de las manos traslucidas
dirá: amor, amor, amor,
aclamado por millones de moribundos;
dirá: amor, amor, amor,
entre el tisú estremecido de ternura;
dirá: paz, paz, paz,
entre el tirite de cuchillos y melones de dinamita;
dirá: amor, amor, amor,
hasta que se le pongan de plata los labios.

Mientras tanto, mientras tanto, ¡ay!, mientras tanto,
los negros que sacan las escupideras,
los muchachos que tiemblan bajo el terror pálido de los directores,
las mujeres ahogadas en aceites minerales,
la muchedumbre de martillo, de violín o de nube,
ha de gritar aunque le estrellen los sesos en el muro,
ha de gritar frente a las cúpulas,
ha de gritar loca de fuego,
ha de gritar loca de nieve,
ha de gritar con la cabeza llena de excremento,
ha de gritar como todas las noches juntas,
ha de gritar con voz tan desgarrada
hasta que las ciudades tiemblen como niñas
y rompan las prisiones del aceite y la música,
porque queremos el pan nuestro de cada día,
flor de aliso y perenne ternura desgranada,
porque queremos que se cumpla la voluntad de la Tierra
que da sus frutos para todos.

Soy un árbol solitario bajo las nubes de tu mirada

Entre la húmeda cantata de la lluvia y la gris desesperación de la tormenta, espero sentado la vuelta de tu delicado plumaje, ave de la mañana que hundes tu cabeza en el pantano de las ciencias para ir más allá de tus propias huellas. Te Quiero tanto, dulce mía, estoy varado en un desfiladero de nieblas sin la perlada atención de tus ojos, estoy perdido fuera de las fronteras de tu aliento, esta tarde y la pasada. Te necesito esta noche, amada mía, no demores.

miércoles, junio 15, 2011

Ocaso del Chaman


Se funde el alma con el infinito, salta hacia los reinos de un dios inimaginado que de devora todo tipo de conciencia al final de los caminos. Instante en que la muerte se ve de espaldas, volviendo ya y nos quedamos solos frente a la despiadada maquinaria de su imparable voluntad. Queda un movimiento.

martes, junio 14, 2011

Paisaje agreste de Roma


Hojas doradas en el caer de un imperio. Momento sorteado en el aire de azares y querubines. La corona de hojas de roble flameará en el viento agitado de agosto... Lejos ahora, los idus de marzo parecen quedar manchados de sangre casi eterna.

lunes, junio 13, 2011

Volcán

Momento, distracción volátil quebrándose en millones de partículas voladoras, incendio profundo en la tierra que busca remontar, alzarse victorioso sobre el tiempo arrogante, liberarse de la honda roca que lo acorrala, que lo detiene, que lo reprime. Salto!

domingo, junio 12, 2011

Blues Juniano Primero

Flotantes escalas tienen algún peldaño flojo
entre el entrevero de los súbitos movimientos
recuerdos de asfaltos afloran como flores grices
y una palabra, un pensamiento a veces puede más.

Los descontentos mal entendidos
las pastillas del abismo y la noche perpetua
encontraran todos su propia luz
cuando se abran por completo
las ventanas del alma
que dan a la inmensidad.

La lengua cansada de andar el recto camino
se para a reposar sobre la helada cúspide de una duda
la nieve, el terror y un tren fantasma
forman el negro plumaje de alas
para la seguridad del corazón.

Anda a saber que quiero decir
cuando te digo
quiero estar contigo....

sábado, junio 11, 2011

Poemas sin nombre

Murga curativa de los tropezones del alma
voces del fondo del alma que claman.

Madrugada como un grito silencioso
escala la cortina de humo de la ciudad
y hierve en sus lentas y lejanas
meditaciones.

Uno a veces se queda mirando
como el tiempo se abre paso entre las nubes
y el cielo se derrite para cumplir su cínico ciclo.

Voy parado en los pedales de una canción triste
sonriendo mientras sueño con escaleras de oro
y salpico mis lagrimas en tus hombros
y me miras
y hablamos...

lunes, mayo 30, 2011

Noche sin luna

Momento de enrarecido aliento junto al hogar blando de una estufa
miro en la lejanía para esquivar las lanzas fervientes del ahora ya.
Una ventana se abre a si misma para ver el faro duradero del amor,
la luna se levanta por la tarde, lavada, algo temblorosa entre nubes.

Ciclos interminables reverdecen altos árboles huraños y pacientes
caen las hojas en lenta catarata, lluvia de ocres y naranjas taciturnos.
Tiempo en las ramas detenido, agobiado de motores busca savia duradera
los relojes perfumados de noviembre, suenan lejos y perdidos en el viento

mientras la multitud enloquecida abre sus brazos
por una lluvia que nos llega desde el norte
el espacio congelado del desierto
planta bandera en las mil caras que la miran.

Beberé por eso el agua helada de tu ausencia
calmando aunque sea un poco
esta extraña sensación de no tenerte.

El silencio que me baña en este olvido
es un río que prefiero vadear...
Porque en la selva de tu pelo colorido
cantan las aves de mi osado corazón
recalcitrado.

Dame semillas de tu mano pedregosa,
riega los surcos que ha dejado el mal tiempo
en mi alma de poeta peregrino.

Volaré sobre esta nata de silencio
para dormir entre tus brazos blanquecinos...
Beberé el sudor de tus ojos
y esperaré... otro amanecer.

jueves, mayo 26, 2011

Zombri

Qué control puede tener un ser humano

en la vóragine frenética del universo.

Qué certeza puede tener un aliento

en la inmensidad eterna de la noche


Cómo puedo estar tranquilo

entre las sombras voladoras,

entre las voces que secretean

entre los ojos que miran al costado.


Hoy es un día especial...


Pero sin esa palabra,

sin esa delicada pronunciación

de tus labios sangrientos,

no puedo menos que estar así


Zombri

miércoles, mayo 25, 2011

Buscadores

Que programa buscadores!!!
Es más que interesante ver a Gorzy con Romano y Nogueira hablando del clima y escuchar frases como "no me importan los derechos humanos" lo que me importa es que cuando salgan salgan bien. Hablando de los delincuentes, ta bien, yo no me puedo quejar, gracias a dios existe la libertad de expresión en este país y además una gran impunidad, no solo para militares torturadores sino también para comunicadores que cómo yo, les importa un soto que la gente los considere de alguna manera formadores de opinión. Lindos vestuarios, no hace frío para andar en manga de camisa Gorzy?

martes, mayo 24, 2011

Cristal

Pedazo de reptil apostado en la ventana
hígados que llueven hacia una madrugada boreal
intentamos cometas y pinceles
pero a veces solo vuelan las sombras
y nosotros...
intentamos iluminar

los rostros, el alma,
el pálido destello de la luna
su cuarto de hora de luz

Vamos, por praderas que se incendian de delirios
hacia nuestra propia fotografía de un momento eterno
por las piedras tiernas de los besos,
entre la lánguida columna de alumbrado

mis palabras tocan hoy
un puerto inesperado
tienen una tersa coloración
de extraña miel
mientras barreras
y señales
abundan en la madrugada siguiente.

Seguiremos por la senda del momento
hacia la total destrucción de lo mundano
por la rutina enriquecida de los besos
hasta el amanecer taciturno
donde vuelan las moscas
y nace un sapo.

lunes, mayo 23, 2011

I've Just Seen a Face :: The Beatles

extraordinaria canción que no debe faltar en ningún bolsillo, ninguna cartera, ningún ropero, ninguna boutique, ningún carnaval y por supuesto en ninguna, pero en ninguna discoteca.

domingo, mayo 22, 2011

Medio soneto sin rima

Entre la lluvia que cae en picada por las quietas cortinas del aire
el canto melodioso de viejos fantasmas crece entre susurros
mientras húmedas paredes florecen de minúsculas plantas
mi beso fugitivo avanza por el sendero de luz que nos conecta.

Extenderé mi mano por la tibia claridad de la distancia hasta ti
para recibir el calor de tu palma embravecia, de tu pecho que late
con el hermoso pulsar de tu sangre, por la gracia rosa de tu boca
por la blanca y amarilla palma alegre de tu mano de tierra curtida

En la orquesta del aire empapado resuenan los ecos de tu brillante sonrisa
tu perfume tapiza la ausencia que cubro con el vivo sentir que me enseñas
cada minuto, cada hora, cada noche, cada semana, cada mes, cada sombra.

domingo, mayo 15, 2011

el miedo es un pacman

Caminando por la senda de tu amplia sonrisa he comenzado a conocerme... a avistar los fanáticos leones de mis remordimientos y a caminar por las selváticas calles de mi corazón, aquel refugio para secretos prohibidos donde habían ganado los musgos y los líquenes del abandono. Moría extrañando cosas que ya no existen más, me encontraba como un soldado suicida en plena acción. Pero en un instante vi el sol distante de tu desinteresada promesa de cuidarme y se abrió una brecha peligrosa en mi alma, donde comencé a conocer lo más repugnante y execrable de mi mente y donde me di cuenta que todavía podía amar a alguien. Tal hallazgo, como era de prever, no iba a ser tan sencillo como solo eso... iban a saltar a mi ruleta todos los vértigos del corazón y "el maldito amor que tanto miedo da" iba a ser una fuerza renovadora que a su paso iba tirando lo poco que me quedaba para atarme a este mundo despreciable y lleno de mentiras, de traiciones, de virulentos resentimientos que para colmo, todos aceptamos, todos asumimos como nuestros y donde todos nos vemos reflejados. Pero tal cual, hoy estoy mejor, a tu lado, amando como nunca imaginé que podría hacer... pero a la vez más vulnerable, sensible y aterrado que nunca, porque en la oscuridad pestilente de mi cuarto no había ningún temor, porque no me ataba a nada, no tenía miedo de perder nada, no amaba a nada... mucho menos a mí mismo. Y eso también es un poco la clave de todo este embrollo. Cómo amarte me hace increíblemente fuerte y a la vez despreciablemente débil. Cómo amarte con la furiosa ebullición de mi sangre me hace más humano y obviamente mientras más humano menos humano y vuelvo a lo mismo, MIEDOS. Tantos, tan absurdos, tan minúsculos y punzantes cómo el agitado revoloteo de un simple átomo perdido en la tiniebla universal. Ver a la gente en sus vidas, en sus engaños, en sus mentiras destructivas, tan tranquila, tan sonriente, tan enojada e indignada con la mentira, con sus propios rostros como el basamento cristalino más duro y profundo de esta madre tierra. Me da pánico, porque he sobrevivido al constante ataque de mi psique, al devastador secuestro de mi paranoía, había sobrevivido al destierro, al exilio de mis amistades, al abandono de mi estrella, a la muerte en vida de una rutina inmunda e insatisfactoria y había salido fortalecido por el asco interminable que me daba el mundo y yo mismo, conforme con mi odio por todos y por todo, tranqui. Pero entonces apareciste vos, aparecí yo, apareció el mundo de nuevo y con él apareció, como te lo he dicho, esta catastrofica necesidad de no ser igual, de ser único, de ser únicos, de APRENDER de los errores y no cometerlos de nuevo (frase tan trillada cuyo significado sólo pocos pueden ostentar saber) y obviamente esta inseguridad por no poder comprender de qué lado estás, cuándo te veo justificar la infidelidad, la infelicidad, el dolor, compartir los oscuros secretos de tus amigas no puedo evitar cuestionarme de qué lado estas, cuándo me decís que vas a preferir la cómoda, cuando me sugerís que hay cosas que no me decís porque no te dan las bolas para aguantar mis necias reacciones, cuándo me supones que no entiendo, hay una nube oscura que me inunda de pensamientos funestos mientras intento desenfrenadamente aferrarme al sincero sabor de tus besos. Porque lamentablemente mi corazón no alberga más necesidades que tenerte cerca, feliz y verdadera. Entonces me nublo y no puedo saltar las limitaciones de un pasado que me traiciona permanentemente, que no me deja avanzar por más que lucho y lo intento con todas mis fuerzas, los coletazos de ese dragón imponente siguen atacando mis indefensos tobillos y me hacen tropezar y para peor, quedar cómo un idiota ante tus ojos grandes, que me miran entendiendo y rechazando, amando y odiando, queriendo y lastimando. En resumidas cuentas tu amor, ese amor a mares que me ofreces sin más interes que la reciprocidad, es lo que me hace crecer entre los hombres, pero crecer es adolescer y adolecer es doler y me duele, me duele lo que me cura, porque tu amor me cura, más allá de que cada día tenga que tirar las magnificas estatuas de mi cabecita, lo hago por amor y cuándo te dije que no sabías todo lo que estaba dispuesto a soportar por estar con vos, no me refería a soportar lo que vos me hicieras, sino al contrario, a soportar este ataque de avispas asesinas que me paraliza, estas medusas ponzoñosas que nadan en el agua de mi espiritu, estos espejos que me muestran un mundo lleno de engaños, traiciones y enigmas imposibles de responder, a tolerar el indescifrable latir de mi mente corrupta y contaminada, el aliento congelado del predador que me obliga a gastar mis energías en cuestionarme si sos sincera, si me tenés contento para que no joda, si qué mierda!! "No sé de quién seré" te escucho cantar, puta madre, eso no ayuda mucho, te digo la verdad, pero en fin, otra noche en la que quiero ser feliz, otra noche que voy a luchar contra mí por vos. Eso: luchar contra mí para estar contigo y lo voy a hacer, cueste lo que cueste.

sábado, mayo 07, 2011

Versos para nada crípticos

A lo mejor sí, voy a correr a esconderme en mi casa
me parece que se astillan mis huesos entre las risas
sugeriría que comencemos a pensar en decidirnos.

Es que hay un mundo que ya conoces, mal o bien
y hay otro mundo que también conoces, bien o mal
también hay infinitos mundos detrás de aquel telón.

Desde la oscura humedad de un cuarto prestado
el juego se ha vuelto muy agresivo, sombra a sombra
dudas y risas para un animal que nunca está satisfecho.

Pero mirá que yo creo, de verdad.

Apostaría cada una de mis adoloridas tripas en tu entereza
más allá de todo aquello que ya he nombrado de forma errónea
sé que estás ahí y eso no me preocupa, sin embargo...

Mis miedos invaden mis sueños y me hacen saltar un balcón
te veo lamer un plato con tu lengua ávida de emociones
y en ese mismo sueño desafías todo ese tesoro incalculable.

Por eso creo que sí, que voy a ir corriendo a esconderme en mi casa
hasta que comencemos a pensar en decidirnos, porque hay un mundo
pero que está amenazado por una pelotuda y destructiva necesidad.

Vamos a ver cómo sale todo, vamos a ver en qué termina esta aventura
de ramos torcidos, de corazones heridos, de almas corruptas
y una profunda intención de redención...

viernes, abril 29, 2011

1º estación

Yo paseaba, pasaba enceguecido por las ruinas de mi propia persona, una ciudad quemada, una plaza cenicienta abandonada por los siglos de los siglos a un descuidado musgo solitario. Yo paseaba mirando al viejo tiempo vagar de un lado a otro sin querer que la marea me trajera ni un beso ni un abrazo. No quería hacer sufrir, no quería sufrir. Las telarañas crecían en mis párpados mientras mi lengua se contaminaba de puchos y de sueños sin sueño. Tres años vagué en la melancolía del amor, jurando que no volvería a amar. Me acurruqué en mi propio y helado seno, miré el amanecer y fui aceptando la total destrucción de mis estructuras. Hasta el día que por esos azares del destino que no busco comprender, apareciste, con tu sonrisa inmensa y tu promesa de no querer besarme. Ya te había visto, creo que fue en un sueño de esos que te levantan suspirando y te mantienen hasta la noche sumido en una honda fragilidad de ser humano. Poco a poco tus manos hermeticas empezaron a abrirse mostrando las hondas heridas de tus rosas amarillas, de tus verdes jazmines, me asusté. Mi cuerpo me dijo (traicionándome de nuevo como ya es costumbre) que latía un peligro insondable en el blanco cristal de tu mirada. Comencé a dudar de mi propia palabra, comenzaste a dudar de mi propia palabra y tu solemne juramento de soledad comenzó a agrietarse mientras mi amiga la paloma nos cantaba serenatas de enamorados. Hablamos, hablamos una y otra vez sin entendernos, sin comprender que la verdad nos asediaba detrás de una simple mirada, de un simple gesto con los labios, detrás de una simple verdad que nos asediaba entre el humo del porro, entre el insistente jadeo de la perra, entre la grave vanidad de las lechuzas. Ahí comenzaste a enseñarme... creo que había pasado una semana. Me pediste que te secuestre cuando en realidad era yo que quería que me secuestraras en tu aroma perfumado de crema y de luna llena. Prometimos viajar... y viajamos, mucho más lejos de lo que habíamos planeado. Me contaste de un tiempo donde no había más palabra que el sincero pulsar del corazón yo te conté de un castillo donde viví por unos años. Te canté... me escuchaste. Me llamaste, corrí a tu sonrisa mientras lloraba por no ser lo que debo, lloré desconsoladamente mientras me brindabas el renovador misticismo de tus lágrimas. Las flechas de la mentira surcaron el cielo mientras la caballería indomable de los miedos nos fue cercando como una bandada de pájaros negros y maliciosos. Cuando me dí cuenta habían pasado cien horas. Cuando volví a mirar el reloj te amaba con locura y no podía decirlo porque se me abrían las tripas de timidez pero sobre todo de que no lo pudieras decir lo mismo. Gritamos, golpeamos cosas, rompimos cosas de vestir y hubo golpes en la pared y en la mampara, pero nuevamente algo vino en nuestro auxilio... creo que es el amor, esa vieja hada del bosque, de mirada helada y corazón en llamas vino a calmar nuestros volcanes con caricias de una hora taciturna, con silencios y con besos de un ocaso de abril. Ahora, una estación después de haber conocido la tibieza incalculable de tu interior, te prometo intentar saltar todas las maldades de la desidia, todas las trampas de la convivencia, para abrazarte hasta que caiga la noche... si me esperas, si tenes la paciencia de cuidar de este perro herido por la luna, de amamantar a este huérfano de alma que suplica el elixir de tu aliento, el amparo incomparable de tu abrazo. Soy tuyo...

domingo, abril 24, 2011

I Know You, You Know me...

Partir desde el derrumbe
ir ascendiendo entre llamas
entre destellos luminosos
que te dejan cuestionando
la más pura realidad.

Me paseo entre nubes
peldaño a peldaño
en esta escalera al cielo.
Estudio el fulgor de tus dientes
mientras me quedo dormido,
perdiéndome en tu abrazo
sonrío, me pierdo, te abrazo.

Una a una, las palabras
estas hermosas cadenas de luz
se van derritiendo en mi tintero
se van deshaciendo en mi boca
dejandole lugar a esta sensación
inexplicable.


martes, abril 19, 2011

Reirse de uno mismo


No sé cómo debería empezar este post... quizas deba decir que decidí poner música para comenzar a escribirlo. La hora de la selección no fue fácil ya que debía escuchar algo que no me hiciera recordar a ella. Inmediatamente repasé en mi cabeza todas y cada una de las canciones que me hacen acordar a ella... es decir todas. Finalmente me decidí por el album Strange Days de los doors, que más bien me hace acordar a ella, pero más que nada por transitiva, ya que me hace acordar a mí... y obviamente yo mismo me hago acordar a ella.

La cosa es que hace ya, exactamente 35 minutos le escribí un sms donde decía que "te amo con locura", que "me estoy preparando para dormir sin vos" (entre otras cosas de índole más bien sentida y de claro corte "tierno" o mismo "pelotudo") luego de ya varios días de solo habitar una cama en compañía de su cuerpo hermoso y delicado. No responde.

Pero cómo, si ella me dijo hoy mismo a la tarde que me ama y me dijo ayer a la noche (acostados) que quería que durara para siempre. Escrito así, claramente salta a la luz lo pelotudo que soy. Sin embargo voy a seguir escribiendo, ya que me pareció muy cómica mi actitud espectante y los mil recursos psicoticos de mi cabeza que fueron surgiendo a medida que pasaban los minutos. Primero, obviamente una sana espera, bastante relajada en la que casi me olvido que le había escrito... este sana espera duró al rededor de unos 4 o 5 minutos a partir de los cuales comencé a sentirme mortalmente triste. Guardé un grave y sepulcral silencio como unos tres minutos mas o menos... luego tuve la brillante idea de darle fin a la zozobra que me acediaba poniendo el celular en silencio. Ahí ya comencé a reírme de mí mismo. Esta risa me ayudo a transitar otros 3 o 4 minutos (todavía sin silenciar el telefóno) tras los cuales el bicho, como era de esperar: no sonó. Entre risitas, efectivamente lo puse en silencio. Esto, como era de esperar, no tuvo el efecto deseado, ya que solo 5 o 6 segundos pasaron antes que lo tomara para ver si había respuesta. No la había. Mis ojos iban y venían mientras no podía parar de reírme y a la vez de padecer una intensa incertidumbre.

Inmediatamente me sentí muy identificado con ese personaje femenino que dan en MTV, la loca de mierda. Mientras más me daba cuenta de lo estúpida y exagerada de mi reacción, más y más ansiaba su respuesta. Habían pasado solo 18 o 20 minutos desde que le escribí y yo ya había transitado por una numerosa variedad de estados de animo. Entre carcajada y carcajada había un lapso de 2 o 3 segundos en los que mi ceño alcanzaba expresiones de tristeza, temor y ansiedad, nunca antes manifestadas. Esto, irremediablemente me hacía reír más y más, reía (obviamente) a la vez que controlaba el telefono silenciado cada aproximadamente 10 o 12 segundos. Mientras tanto que podía con claridad ver lo poderoso de su influencia, me decidí a escribir esta crónica a la cual le dediqué unos 60, 70 minutos.

Felizmente me respondió luego de fatídicos 45 minutos de agónica espera, no voy a transcribir lo que dijo porque por ahí se me enoja, sin embargo me siento mucho mejor y puedo cargar (con más entereza) la terrible pero necesaria situación de tener que dormir sin ella.

sábado, abril 16, 2011

Instante en que el viento se detiene
queda una respiración profunda en el aire
las hojas inmoviles pintan la vereda
y mi corazón vagabundea en tus dominios.

Máscaras terroríficas, palabras brutales
veneno de escorpión, flecha de un centauro.
Pócimas que alivian el hondo dolor del corazón
antídotos triviales, que me arrastran hasta el mundo.

Yo se que soy bien conciente de la grieta que abriste
en mi alma desconsolada, en mi hermetico secreto
y que se fugan los males de mi caja de pandora,
uno a uno hacia la plácida neblina de este otoño tan intenso.

Quiero que me abrigues en tus alas de demonio
quiero iluminar este vacío con la luz de tu penumbra
me avergüenza que leas esto, pero estoy desnudo
sólo como un cometa girando en tu espléndida galaxia.

Es muy díficil adaptarme a esta nueva criptonita de tus besos
la heroína letal de tus abrazos, el cigarrillo inmenso de tus ojos
el mortal elixir de tus mordidas, tus caricias, tu espalda perfumada.
CALLALOO
CALLALOO

jueves, abril 14, 2011

Instante Otoñal

¿Qué quiero? Entreverado en pensamientos oscuros, harto de ver como las promesas cargan oscuras mascaras de necesidad idiota, cansado de verle la cara a la mentira, siento que me persigue, siento que quedan pocas cosas realmente puras. Sin embargo se muy bien lo que quiero, quiero algo verdadero, algo que se pueda mirar a trasluz y ver a través. No puedo evitar latir de terror, no puedo evitar que mis rodillas tiemblen cuando algo no entra en los planes, siento que el universo entero puede colapsar sobre mi cabeza hueca, sobre mis ojos ciegos. Tengo en mi corazón el oscuro peso de dolorosas frustraciones, anclas siniestras de fantasmas pasados, me muerdo los labios en la penumbra y vuelvo a creer una vez más hasta que un punto rojo en la oscuridad me sugiere que fuman, que se fuman mi confianza en la pipa de una risa apagada, de unas manos temblorosas que prefieren callar. Pero aun así, contra todo pronostico de mi derrumbado sentido común, sigo caminando ciegamente hacia tus orillas lejanas, lucho cuerpo a cuerpo con los feroces leones de mi estúpida paranoia, viendo afilados colmillos donde están tus pacificas montañas, viendo mariposas donde vuelan los tétricos murciélagos de tu noche silenciosa, viendo panteras en los gatos domésticos, viendo el peligro más aterrador en una llamada telefónica, en un mensaje de texto. Sin embargo y más allá de todas las absurdas confusiones, continúo mi camino por el sendero de tus piernas hacia lo que deseo que sea el amanecer de esta nueva noche que compartimos. Quisiera también, en una de esas, detener este temblor sísmico que me susurra cosas horribles al oído, pero se ve que tantas son las pesadillas que me atormentan en la noche, que me rehúso a comprender la simple verdad. Bailo atado de manos en la ruleta hermosísima de tus ojos que cambian de color. Bailo poseso en un trance de amor, eléctrico y primitivo entre las blancas gaviotas de tus manos, esas aves, que pintan mi cielo de caóticos colores, de peligrosas señales de "debemos huir", pero no, mi terquedad me ata a esta decisión de vida, que es compartir la vida con vos. Y te hablo abiertamente de mis miedos, considerando que es la única manera de detener esta maquinaria del horror que corroe aquello que nos alimenta más allá de la carne. Tampoco puedo evitar sentirme mortalmente idiota, como un gusano mezquino que no piensa, creo que es producto del apasionado candor de tus hondos besos o de la desinteresada necedad de mis abrazos, de la insistencia por entrar en la cripta donde pulsa tu verdadero ser. Quiero algo tan puro y transparente que puede resultar odioso, denso y caprichoso. ¿Qué quiero? Amor.

miércoles, marzo 30, 2011

Visita de Hugo Chavez a Uruguay


Ta, hoy con la visita de Chavez y la mar en coche es un día bastante peculiar. Arrancando por el polémico dibujo publicado por el diario el país, donde un conocido caricaturista uruguayo realizó un retrato del presidente Venezolano en el cual lo hace ver como una suerte de mono, de gorila. Lo que en un principio puede parecer atrevido, osado, y hasta diplomaticamente peligroso (para nosotros, obvio) aparece en una segunda lectura como (además de cómico) una pequeña, inofensiva pero en última instancia sana forma de la oposición de hacer una pequeña movida de esas que nos encantan a todos, con imágenes polémicas y con golpes de efecto lineales y peculiarmente poco serios. Me recuerda a aquella caricatura de Alá que había salido en un diario francés, creo. Al menos los franchutes se metieron con un groso posta, después de todo uno es un personaje de carácter divino, con connotaciones vengativas y bélicas de alto perfil y el otro es solo una mera creación del ser humano para satisfacer su primitiva necesidad de sumisión ante un poder supremo identificado generalmente con un solo tipo. Gran saludo a Chavez igual y otro para Alá también, no sea cosa que se nos enoje...